Este 22 de octubre la Corte de Apelaciones de Coyhaique conmemoró 33 años desde su instalación en la capital regional de Aysén. Por ello, y pese a la pandemia, el presidente del tribunal de alzada, ministro Pedro Castro Espinoza, se refirió al trabajo efectuado en este periodo y a los esfuerzos por continuar brindando el servicio de administración de justicia para los habitantes del territorio.
Coyhaique.- “Este año, particularmente ha sido difícil en cuanto la pandemia global que nos afecta, sin embargo ello no ha sido obstáculo para desempeñar las labores que nos corresponden, por lo que la ciudadanía debe estar tranquila y segura de que hemos estado respondiendo a los requerimientos de nuestros usuarios habiéndonos adecuado a una realidad que, se ha demostrado, es posible, necesaria y positiva con miras a desempeñar nuestra función”, comentó el ministro Pedro Castro.

Respecto al trabajo jurisdiccional y a las causas que han ingresado en el presente año, el magistrado sostuvo que “en el particular caso de este alto tribunal de alzada, comparativamente a la labor desempeñada a igual fecha en el año 2019, ha registrado un incremento de un 38%, de ingresos, con un total de 1.626 causas, destacándose un incremento de un 35% en materia de familia y de un 165% en materia penal, y un 72%, en causas que deben conocerse extraordinariamente, entendiéndose revisión de medidas cautelares, recursos de protección y de amparo. Pese a estos aumentos y la falta de un integrante de este tribunal, no existe retardo ni atrasos y nos encontramos con nuestro trabajo al día”.

Audiencias remotas y trabajo de tribunales

“A la fecha se han realizado –solo en la Corte de Apelaciones- más de 700 alegatos por videoconferencia a través de la plataforma Zoom. Debiendo destacar también la labor de nuestros funcionarios que se desempeñan por teletrabajo, modalidad que no deja de traer inconvenientes que se han ido superando en el tiempo y asimismo valorar , a la altura ha estado el cuerpo administrativo como los señores relatores de esta ilustrísima Corte”, indicó la autoridad judicial.

Agregando que “además debe destacarse el trabajo de los tribunales con competencia en materia de familia que debieron asumir responsable y oportunamente el inesperado y brusco aumento de causas con motivo del retiro del 10 % de los fondos previsionales, y en relación a medidas cautelares de retención de dichos fondos para el pago de pensiones alimenticias, habiéndose dictado 38.532 resoluciones en toda la jurisdicción”.

Respecto al ámbito penal, el ministro dijo que “significativo ha sido también, el aumento de causas penales, con motivo de las infracciones al toque de queda, constitutivos del delito del artículo 318, del código penal, lo que ha motivado que en tal materia se han dictado 23.260 resoluciones en toda la jurisdicción”.

Añadió que: “Ante tales aumentos se ha requerido el aumento transitorio de la planta de personal en los juzgados de familia de Coyhaique, el Juzgado mixto de Puerto Aysén y en el Juzgado de Garantía de Coyhaique y pese a la situación de pandemia, todos los tribunales continúan trabajando y atendiendo los requerimientos de la comunidad vía telefónica, plataformas digitales, correos electrónicos e incluso en algunos casos presencialmente”.

Convenio con Carabineros de Chile

Producto de la pandemia y dada la lejanía de algunas localidades de Aysén la Corte de Apelaciones en conjunto con Carabineros de Chile, han logrado un convenio pionero a nivel nacional, que tiene que ver con la realización de audiencias desde recintos policiales de toda la región, vía remota, impidiendo el traslado de testigos, víctimas e imputados y no sólo en materia penal.

“Los juicios penales, se han seguido desarrollando en forma telemática habiéndose practicado un convenio con Carabineros de Chile, para permitir que testigos, peritos, víctimas e imputados declaren desde los recintos policiales de toda la región resguardando con ello la seguridad de jueces, funcionarios y usuarios, convenio que también abarca otras materias, lo que ha redundado en una economía en recursos materiales y de personas, para los usuarios y también para Carabineros. Es necesario hacer presente dicha buena disposición que ha permitido, en forma segura, dar continuidad a la función judicial. Debemos destacar que atendida nuestra particular geografía y dificultades de desplazamiento este inédito convenio se espera se mantenga en lo sucesivo”, explicó Pedro Castro.

En prevención a un futuro trabajo semipresencial o totalmente presencial, el Poder Judicial ha implementado desde ya en los tribunales de la jurisdicción diversas medidas de seguridad sanitaria consistente en escudos faciales, mascarillas, mamparas separadoras de policarbonato, dispensadores de alcohol gel y pediluvios para la atención de público como para las audiencias.

Finalmente, el ministro Pedro Castro señaló que: “Por razones obvias este año no hemos podido abrir nuestras puertas de la Corte de Apelaciones para dar a conocer nuestras instalaciones y devenir laboral a la comunidad toda, no obstante hemos querido mantener esa cercanía con nuestra comunidad a través de nuestros jueces, quienes han estado en diversos medios de comunicación y plataformas de redes sociales, respondiendo dudas y consultas sobre el trabajo judicial y en especial en materia de familia. Reiteramos nuestro saludo a la comunidad y entregamos la certeza de que los requerimientos ciudadanos han sido y serán atendidos en forma oportuna y eficiente como siempre”.