Un 70% de avance presentan las obras de construcción del sistema de redes contra incendio del Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de Coyhaique, inversión que supera los 350 millones de pesos y que viene a reforzar los esfuerzos que Gendarmería realiza para enfrentar emergencias con presencia de fuego, tarea que apunta fundamentalmente a disminuir riesgos ante eventos críticos y poder dar una respuesta oportuna a este tipo de situaciones.

Coyhaique.- Según manifestó el director regional de Gendarmería, coronel Renato Montecinos Lavín la construcción de las redes contra incendio se suma a una serie de proyectos que se vienen ejecutando durante los últimos años en el principal recinto penitenciario de la región “En materia de seguridad, especialmente en el CCP de Coyhaique, teniendo presente que es la unidad base de la región y la que alberga la mayor cantidad de internos, se han hecho importantes inversiones relacionadas directamente con lo que es la vigilancia, básicamente un circuito cerrado de televisión, como también el desarrollo actual de una moderna redes contra incendio bajo una norma estandarizada, iniciativas que en conjunto permiten mantener altos niveles de seguridad en el recinto”.

Las redes contra incendio se traducen en una respuesta técnica a necesidades operativas de la institución penitenciaria. Después de todo las emergencias con presencia de fuego son recurrentes en los recintos penales y esta millonaria inversión se viene sumando a una serie de acciones durante el último tiempo, que van desde la creación de las Brigadas Especiales Contra Incendio, las mejoras en la segmentación de la población penal imputada y la adquisición de variado equipamiento bomberil.

Para el Secretario Regional Ministerial de Justicia y DDHH Luis Prieto Epuyao, el proyecto está en concordancia con los lineamientos trazados por el Ministerio junto a Gendarmería, es decir mejorar niveles de seguridad y habitabilidad de los recintos penitenciarios del país.

“Estamos contentos porque en el CCP de Coyhaique se ha estado invirtiendo más de 350 millones de pesos en una red contra incendios, lo que atiende directamente a lo que es seguridad la penitenciaria que tiene que haber en todos los recintos penales de la región, esto se suma a otras obras anteriores como la red de calefacción del Centro de Detención Preventiva de Puerto Aysén o la construcción del nuevo Cais Coyhaique, en ese sentido Gendarmería de Chile junto al Ministerio de Justicia y DDHH ha trabajado de forma continua en el mejoramiento de los recintos penales de la región” .

En definitiva, serán dos grifos y más de una docena de gabinetes distribuidos por los distintos puntos de la unidad penal, cada uno con una manguera de 30 metros capaz de resistir 6. 8 bares, presión de agua que será generada desde un estanque de reserva que permitirá el almacenamiento de 100 metros cúbicos de agua y que se encontrará ubicado debajo del patio de condenados de la unidad. La obra constará de dos bombas, una principal diésel, además de una bomba jockey para el propósito de mantener presurizada la red húmeda, a lo que se suma una red seca y una red eléctrica inerte.