La Corte de Coyhaique acogió el recurso de apelación presentado por el Ministerio Público y decretó la prisión preventiva de Demetrio Fernando Jiménez López, imputado como autor de los delitos de tráfico y cultivo de cannabis sativa. Ilícitos perpetrados el sábado recién pasado, en la ciudad de Coyhaique.
Coyhaique.- En fallo unánime (causa rol 328-2020), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Pedro Castro Espinoza, Sergio Mora Vallejos y José Ignacio Mora Trujillo– revocó la resolución apelada, dictada por el Juzgado de Garantía de Coyhaique, que decretó el arraigo comunal del imputado.

“Atendido el mérito de los antecedentes que se conocen; alegaciones de los intervinientes; estimándose que de los antecedentes hasta ahora reunidos, existen indicios suficientes para justificar, en este estadio procesal, la existencia de uno de los ilícitos por los cuales se ha formalizado al imputado Demetrio Fernando Jiménez López, como, asimismo, la participación que le ha cabido en él; considerando que su libertad constituye un peligro para la seguridad de la sociedad y que existe peligro de fuga, en atención a la gravedad de la pena asignada al delito, su forma comisiva, el carácter del mismo, y teniendo presente lo dispuesto en los artículos 140 y 149 del Código Procesal Penal”, sostiene el fallo.

Por tanto, se resuelve que: “SE REVOCA la resolución apelada de fecha 1 de noviembre de 2020, en cuanto, por ella, se decretó el arraigo comunal del ya referido imputado y, en su lugar, se dispone, a su respecto, la medida cautelar personal de prisión preventiva”.

Según el ente persecutor, en cumplimiento de una orden judicial de entrada y registro, personal de la Brigada Antinarcóticos de la PDI hizo ingreso al domicilio del imputado, inmueble donde halló e incautó una instalación de cultivo de marihuana indoor con 48 plantas de cannabis sativa; más 800 gramos de la especie en estado de maceración; 400 centímetros cúbicos de la droga en estado líquido; contenedores, ventiladores, luces led, fuentes de poder y balastro eléctrico, entre otros elementos; y $1.043.000 en dinero en efectivo.