El alto mando trabaja en la elaboración de una estrategia que permita el regreso de las visitas presenciales restringidas en el mediano plazo.

Coyhaique.- 30 nuevos test PCR se realizaron en la unidad penal de Coyhaique en el marco de la estrategia de Búsqueda Activa de Casos impulsada desde el Ministerio de Salud, y que se tradujo en el testeo aleatorio de población penal y funcionarios. Medida que arrojo solo resultados negativos.
Son tres las tomas de muestras que ha realizado el PCR Móvil en Coyhaique desde que se comenzó con la nueva estrategia, iniciativa que se justifica por distintos factores, entre ellos, que la población penal es considerada prioritaria y que la ciudad se encuentra en cuarentena.
“Desde el inicio de la pandemia Gendarmería de Chile ha tomado una actitud activa en el manejo de la pandemia, lo que nos ha permitido manejar de manera adecuada los casos que se han presentado en la unidad penal de Coyhaique y Puerto Aysén, en la actualidad realizamos un trabajo conjunto con la Seremi y el Servicio de Salud con la finalidad de detectar en forma temprana eventuales nuevos casos, con la idea de aislarlos y encapsular eventuales brotes” destacó el director regional de Gendarmería, coronel Renato Montecinos Lavín.
Según informo Gendarmería en la actualidad no existen casos activos en ninguna de las unidades penales de la región, ello después de que se detectaran dos casos positivos en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Coyhaique, foco que fue controlado en forma temprana gracias a las medidas de aislamiento que implementó la Institución desde comienzos de la pandemia.
“Aplicamos 19 test entre personas privadas de libertad de distintos sectores de la unidad penal, con la finalidad de que el muestreo sea representativo, también se testearon once funcionarios que viene ingresando en el cambio de turno, todo como una medida de carácter preventivo” explicó la coordinadora regional de Salud de Gendarmería, Tamara Ramírez Navarro.
Además de los diversos protocolos elaborados por Gendarmería de Chile para el control de la Pandemia y las barreras sanitarias instauradas en los distintos establecimientos penales de la región, ha sido relevante para el control de eventuales brotes la suspensión de visitas presenciales, medida que la institución penitenciaria sabe no puede mantener por siempre, por ello el alto mando ya trabaja junto a los Ministerios de Justicia y Salud en medidas que permitan un retorno gradual y restringido de las visitas, de acuerdo a las condicionantes sanitarias.
Es importante aclarar que para ello se trabaja en coordinar un plan “paso a paso” que permitirá en el mediano plazo retomar las visitas presenciales “restringidas” considerando diversos factores como periodicidad, tiempo y cantidad de personas por nombrar algunos, siempre de acuerdo a las realidades territoriales y fase sanitaria en la que se encuentren las distintas comunas.