En tiempos de pandemia ha sido complejo para muchos planteles educativos retomar la normalidad, sin bien es cierto, las plataformas digitales han sido una buena ayuda, también la gran mayoría de los colegios dispone de guías impresas para que los y las estudiantes puedan recibir sus contenidos en las distintas materias.
Chile Chico.- Lo complejo ocurre cuando los alumnos son de áreas rurales y deben caminar gran cantidad de kilómetros para llegar hasta su escuela. En ese sentido, quienes se han fijado un eslogan en beneficios de sus niños y niñas son los profesores de la escuela Tulio Burgos Rivera de Mallín Grande, ya que, recorren de “cordillera a lago” enseñando.
En esta permanente visita a sus estudiantes Robinson Cárdenas y Carla Reyes, siempre lograr sorprenden con sus metodologías, esta vez, el trayecto lo realizaron acompañados de la “pizarra viajera”.
“Nosotros continuamos haciendo clases puerta a puerta, sesiones de aprendizaje a nuestros estudiantes, los visitamos a cada uno en sus hogares y hoy día instauramos una nueva modalidad, que se llama pizarra viajera. Con el profesor, realizamos el recorrido provistos de una pizarra y vamos casa a casa, donde trabajamos los aprendizajes más descendidos de nuestros estudiantes, los que vamos viendo a través de las guías y cuadernos con los que trabajamos”, comentó la profesora Carla Reyes.
Por su parte, el profesor y director de la escuela, Robinson Cárdenas, se mostró contento de poder llegar hasta donde viven sus alumnos, para que a pesar de la pandemia, puedan reforzar contenidos. “Hemos denominado a esta actividad, pizarra viajera, que consiste como siempre, en visitar a nuestros alumnos, pero en esta oportunidad le dedicamos 45 o más minutos para ir reforzando contenidos que hemos estado viendo este año que no ha sido muy bueno. Así es que, tratamos de suplir esa falta de clases presenciales durante 45 o más minutos, según vemos el alumno o alumna necesite”.
En el recorrido llegaron hasta el sector donde vive Sofía, alumna de la escuela Tulio Burgos Rivera de Mallín Grande. Su madre, Claudia Oyarzun, dijo sentirse feliz de que los profesores lleguen hasta su hogar, siempre con alguna novedad entretenida. “Encontré muy bonita la iniciativa de la tía Carlita con el profe Robinson, porque así pueden reforzar aún más a los niños con la pizarra viajera. Y quedé muy contenta porque cada día estamos logrando cosas nuevas”.
La escuela municipal Tulio Burgos Rivera junto a sus profesores, han realizado un importante trabajo en el área de las clases teóricas pero también han reforzado fuertemente una labor pre escolar, buscando siempre “educar para la vida”. Todo esto siempre lo ha relevado el Alcalde de la comuna de Chile Chico, Ricardo Ibarra.