Los perros son una de las principales amenazas para la fauna existente en las áreas silvestres protegidas que administra la Corporación Nacional Forestal (CONAF). Hace unos días en el Parque Nacional Cerro Castillo los guardaparques capturaron 5 perros sabuesos que perseguían a un huemul hembra, los cuales fueron entregados al canil municipal y luego la entidad forestal puso en conocimiento al Ministerio Público de este hecho, dada la condición crítica de la especie catalogada “En Peligro” por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

El carácter de la amenaza es producto de la tenencia no responsable de estos animales domésticos y se configura esta situación como grave, a raíz de un actuar negligente de las personas. A esto se suma que estos canes se encontraban haciendo acecho o caza de jabalí, para lo cual son utilizados, pero que además atacan a la fauna nativa.
Cabe señalar que las áreas silvestres protegidas tienen por objeto asegurar la diversidad biológica, tutelar la preservación de la naturaleza y conservar el patrimonio ambiental (Artículo 34, Ley N° 19.300), propósitos que CONAF, como administradora de tales espacios naturales, debe hacer cumplir.

A lo anterior y de acuerdo a las definiciones técnicas que se desprenden de sus responsabilidades, la presencia de perros en estas áreas no es permitida, como tampoco la caza al interior de ellas(Ley de caza). Es por ello que se procedió a realizar la denuncia correspondiente a la Fiscalía Regional y la Brigada de Delitos Ambientales (BIDEMA) de la PDI, quienes determinarán el delito y los responsables.

El director regional de CONAF, Andrés Bobadilla Labarca, se refirió a la conservación del huemul y realizó un llamado a la comunidad a ser responsables con la tenencia de mascotas, señalando que “el huemul, representa una especie icónica en el contexto de la conservación a nivel nacional y representa un objeto de conservación primario en los documentos de planificación de varias áreas silvestres protegidas de la región. Hacemos un llamado a toda la comunidad que no pueden ingresar con mascotas a estas unidades, mucho menos con perros de caza que pueden afectar gravemente la conservación de nuestro animal heráldico. Ya tuvimos este incidente hace unos días y no queremos lamentar ataques, transmisión de enfermedades u otros impactos que se pudieran ocasionar”.

A lo expresado por el director de la entidad forestal, cabe señalar que mediante convenio existente entre CONAF y la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo se está trabajando fuertemente en esta línea con la finalidad de generar una tenencia responsable de mascotas con la que se eviten ataques, situaciones de estrés o contagio de enfermedades desde animales domésticos a la fauna silvestre.