Tres son los jardines infantiles de Fundación Integra en la región de Aysén que a la fecha han comenzado con la atención de niños y niñas, todo esto en el contexto denominado “Plan de Retorno Gradual” y que contempla medidas sanitarias para prevenir las posibilidades de contagio de COVID19.

Los jardines infantiles que ya dieron este primer paso fueron “El Principito” de Villa La Tapera, “Las Murtitas” de Bahía Murta y “Mi Pequeño Paraíso” de Amengual, todo en coordinación con la dirección regional de Fundación Integra y un detallado análisis de la realidad en la que está inserto cada establecimiento educacional.

La directora regional de Fundación Integra, Isabel Roncallo Fandiño, destacó que “nuestra preocupación principal es la salud y el bienestar de los niños y niñas que asisten a nuestros jardines infantiles y salas cuna y la de nuestros equipos educativos. Para que esto funcione de la mejor manera hemos implementado todas las medidas sanitarias, de prevención y priorización de las planificaciones educativas, para dar cumplimiento a los requisitos que el Ministerio de Educación y la autoridad sanitaria establecieron para el funcionamiento de los jardines infantiles y salas cuna en el contexto de la pandemia por Covid-19”.

Del mismo modo y para poder entregar seguridades a los equipos educativos y familias, se desarrollaron reuniones de coordinación entre profesionales, equipos educativos, padres y apoderados en la que se expuso el trabajo que se ha desarrollado a la fecha con medidas de higiene y seguridad para las comunidades educativas.

La jefa Territorial de Calidad Educativa, Verónica Cárcamo Galaz explicó que asimismo “se están desarrollando acciones de capacitación a los equipos pedagógicos, respecto de cómo desarrollar actividades con los niños y niñas las que buscan fortalecer y desarrollar el área socioemocional en este escenario de Pandemia”.

Respecto de la atención de las niñas y niños que asisten, desde la institución explican que se decidió realizar un reingreso gradual y progresivo, comenzando con los niños y niñas de mayor edad de cada establecimiento, es decir con los niveles transición, heterogéneo o medio mayor, en coherencia a la realidad de cada comunidad educativa.

Finalmente, cabe señalar que dentro de las próximas semanas se espera la reapertura de otros tres establecimientos educacionales de Fundación Integra en la región de Aysén como lo son “Los Pioneros” de Cochrane, “Bambi” de Puerto Ibáñez y “Rayito de Sol” de La Junta, todo bajo la misma lógica de trabajo articulado que se viene desarrollando para estos fines.