El jefe de la cartera minera en Aysén, destacó la importancia que tiene para el rubro minero la alianza público – privada con la creación de un documento que busca fomentar la transformación de un pasivo minero en un recurso.

Con la finalidad de seguir avanzando hacia una minería que sea cada día más sostenible, la Subsecretaría de Minería firmó un convenio junto al Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) y el consorcio JRI-EcoMetales, para elaborar un documento denominado Documento Base para una Guía de Sernageomin para la Presentación de Proyectos de Reprocesamiento de Relaves y Ripios.

La Guía, que será publicado por Sernageomin en 2021, busca establecer la forma en la que se deben presentar estos proyectos y así establecer los primeros pilares de lo que será la minería secundaria en Chile lo que permitirá, entre otras cosas, generar nuevas inversiones, mayor empleo e innovación.

Esta iniciativa, se realiza en el contexto del Plan Nacional de Depósitos de Relave para una Minería Sostenible, donde uno de los ejes que contempla relaves y pasivos considera a su vez otros tres puntos principales: seguridad de la población, minería compatible con el medio ambiente y economía circular e innovación.

Cada uno tiene un plan de acción específico con distintas medidas, tales como la creación de un observatorio de depósitos de relaves (eje seguridad), un programa de reubicación de los sitios abandonados (eje medio ambiente) y el uso de tecnologías para fomentar la extracción de valor desde los depósitos de relaves (eje economía circular).

Al respecto el Seremi de Minería de Aysén, Julio Zúñiga agregó, “esta alianza es tremendamente potente para el sector, pues a través de este documento, que se enmarca en la PNM 2050, estamos implementando medidas concretas para dar una mayor seguridad a las comunidades sobre el estado de los depósitos de relaves, crear instancias de colabaracón público privadas, dar sustento a una minería verde y otros beneficios que hacen a nuestra industria cada vez más sostenible”.

Chile tiene registro de 742 depósitos de relaves y pasivos mineros, de los cuales 636 están abandonados y/o inactivos; en la región Aysén existe un potencial de desarrollo para esta industria secundaria, “Fomentando la minería secundaría, se fomenta una industria minera más sustentable, y hoy en nuestro país existe la tecnología y el potencial innovador para transformar los pasivos mineros en un recurso, contribuyendo con ello al desarrollo de la economía circular en el sector minero, desafió asumido por el presidente Sebastián Piñera y el Ministro Baldo Prokurica”indicó Zúñiga.

Finalmente, cabe destacar ,que este documento será desarrollado por JRI-EcoMetales y Sernageomin, y revisado por el Instituto de Ingenieros de Minas de Chile (IIMCH), el Centro Nacional de Pilotaje (CNP) y el Grupo de Manejo de Residuos Mineros de la Universidad Técnica Federico Santa María.