Tras tres años de intervención y acompañamiento, se certificaron como mujeres rurales, en una iniciativa que tiene cuyo objetivo es contribuir a mejorar la calidad de vida de las campesinas, a través del desarrollo de actividades productivas. Para ello reciben asesoría técnica especializada y capacitación en desarrollo personal, además de fondos para poder materializar su emprendimiento.

En Lago Atravesado finalizó la ceremonia de certificación encabezada por la Directora regional de PRODEMU, junto a profesionales de INDAP quienes felicitaron a las participantes del grupo por aumentar a su autonomía y adquirir las competencias necesarias para emprender. Dicho cierre de programa, también contempló a participantes de los sectores de Lago Polux, Lago Castor, Lago Frío, El Salto, Valle Simpson, Cerro La Virgen, Ñirehuao, Río Norte.

Una de las participantes, Rosalva Levicán, perteneciente a la localidad de Ñirehuao, destacó la instacia y comentó lo que significó para ella, “yo le agradezco al programa de mujeres rurales, que nos ayudó bastante, sobre todo este año por la pandemía, y me voy con el anhelo y la esperanza que de el próximo año existán nuevos programas de este tipo, pues para nosotros fue muy gratificantes poder juntarnos en un sector donde no existen muchas actividades y talleres, y por tanto esta experiencia fue muy buena.

Una productora de Lago Atravesado, María Diaz, agradeció el apoyo y respaldo de los profesionales, “yo le quiero agradecer a la señora Claudia y a todo el programa por darme la oportunidad de pertener a mujeres rurales, pues para mi fue muy difícil y complicado, sin embargo, logré salir adelante pese a mi enfermedad, pude complir con todo lo proyectado y sacar mi emprendimiento y hoy día me encuentro realizada con todo lo que hice en diferentes aspectos, y quiero reiterar mi agradecimiento a INDAP y PRODEMU que me apoyaron en un cien porciento, pues producto de mi discapacidad no existen muchas herramientas creadas para desarrollarnos y por esa razón para mi este programa es tan valioso”.

Por su parte la Directora regional de Prodemu en Aysén, Marlene Julio, agregó: “para nuestra primera dama Cecilia Morel, estos programas son muy importantes, porque empoderan a la mujer, les entrega herramientas para salir adelante y las hace tener conciencia que son propietarias y conductoras de su destino. Después de tres años de trabajo han tenido un apoyo a su actividad familiar y sentirse ellas mismas importantes; hoy son emprendedoras fuertes, son mujeres que cuentan con las herramientas fundamentales para su empoderamiento y su autonomía económica, que les permitirá seguir trabajando de manera asociativa o individual y que hoy gracias a esta alianza entre Indap y Prodemu está renaciendo el campo con mujeres de la región de Aysén”.