A través de una plataforma web y con la participación de las cuatro comunidades educativas con las que trabaja actualmente el Jardín Sobre Ruedas (JSR) de Fundación Integra en la región de Aysén se desarrolló el 6to Encuentro de Familias, espacio que permitió reencontrarse y reunir a más de una treintena de personas, entre niños y adultos, con el objetivo de poder compartir y reflexionar sobre la importancia del juego en la vida de los niños y niñas.

Este es un encuentro que el equipo educativo del JSR viene desarrollando desde el 2014 y en el que año a año buscan fortalecer los lazos entre todos quienes forman parte de esta Modalidad No Convencional.

La jefa territorial de calidad educativa, Verónica Cárcamo Galaz destacó la importancia del juego para el desarrollo integral de los niños y niñas ya que “es la forma más natural que tienen los niños y las niñas para aprender. Por lo tanto, está considerado de manera transversal en todas las actividades que los jardines infantiles desarrollan a diario”. A la vez recalcó “el compromiso que han tomado las familias durante este año y como se han incorporado en el juego , permitiéndoles vincularse con ellos de otra manera , fortaleciendo sus lazos afectivos y comprendiendo mucho mejor su mundo”.

Durante este año, y debido a la pandemia, el Jardín Sobre Ruedas modificó su forma de trabajo y para poder desarrollar su labor enviaban quincenalmente materiales educativos a todas las familias que forman parte de esta modalidad. Insumos que eran utilizados por los niños en conjunto con los padres y apoyados de manera remota por el equipo educativo del JSR.

Fue así que familias de Ñirehuao, Arroyo El Gato, Villa Mañihuales y Coyhaique participaron de este encuentro virtual en las que se puso el foco en la importancia del juego en el desarrollo de las niñas y niños. Revisión de las acciones desarrolladas, juegos, trabajo de respiración, yoga para niños, baile, entre otros fue parte de las acciones realizadas en este espacio.

Es importante señalar que el Jardín Sobre Ruedas es una modalidad que entrega educación parvularia gratuita a los niños de las zonas rurales y urbanas de difícil acceso. Su manera de trabajar es que por medio de 1 vehículo completamente equipado con materiales pedagógicos que recorren las localidades para llevar el jardín infantil hacia aquellos lugares donde factores como la baja densidad poblacional y la dispersión geográfica, dificultan la instalación de un establecimiento formal.

Desde Fundación Integra se recalca el rol que cumple la familia en la educación de los niños y más aún en el JSR. Ellos se constituyen en el sustento de esta modalidad, pues su presencia permite fortalecer la instancia educativa al compartir cada encuentro con sus hijas e hijos, además de participar activamente de las de las experiencias, con el propósito de aprender nuevas estrategias y favorecer los aprendizajes de sus niños y niñas y enriquecer sus prácticas de crianzas.

Finalmente, cabe destacar que la modalidad del jardín sobre ruedas, tiene como propósito ofrecer a niños y niñas de educación inicial de calidad, pertinente a sus necesidades e intereses y características de aprendizaje, a través de un trabajo en conjunto con las familias y la comunidad local en que se desarrolla.