Este año en plena contingencia sanitaria generada por la pandemia del Covid -19, se conmemora el aniversario N° 15, del Centro de Régimen Internación Provisoria (CIP), Centro de Régimen Cerrado (CRC) y Centro Semi Cerrado (CSC) de Coyhaique, directivos y funcionarios/as celebraron en un clima individual y plena reflexión.

Bajo este contexto, el año 2020 impuso nuevos desafíos a la compleja labor de alcanzar los objetivos de intervención para reinserción social de los jóvenes que actualmente están vigentes, puesto que el funcionamiento interno debió adaptarse rápidamente y proporcionar protección a los 10 jóvenes que se encuentran en el Centro de Justicia Juvenil y a los 54 funcionarios que trabajan de manera activa, implementando las medidas de prevención de contagio por Covid-19, reestructuración de rutina, dotación, soporte tecnológico, reorientar recursos, entre otras, este periodo no contó con el apoyo presencial de organismos externos en los ámbitos de Educación, capacitación, Atención especializada de salud mental, por lo que se debió incorporar una nueva forma de interactuar y de dar continuidad a la función, a través de medios remotos y asumiendo una multiplicidad e integralidad de tareas que les permitió sacar adelante la misión que tiene el Servicio Nacional de Menores.

Por su parte la directora regional del Servicio Nacional de Menores (Sename), Gabriela Bahamonde, resalto “este nuevo aniversario del Centro de Justicia Juvenil, se ve enmarcado en el contexto actual de una pandemia mundial, sin embargo, bajo este escenario, las celebraciones adquieren un carácter diferente, es por ello que quiero destacar el compromiso de las funcionarias y funcionarios, quienes día a día reafirman su profesionalismo, asegurando activamente los derechos de los niños, niñas y adolescentes, así como también la colaboración que se tuvo por parte de los jóvenes, sus familias y Gendarmería, quienes dieron continuidad al funcionamiento interno, donde pudieron manejar con éxito las dificultades y riesgos que conlleva esta crisis sanitaria. Además de reconocer el valor en cada uno de ellas/os, porque han tenido que cumplir sus funciones de manera presencial, corriendo el riesgo de contagiarse y contagiar a su núcleo familiar, pese a ello han mantenido siempre el interés superior hacia los jóvenes, a través de coordinaciones, planificaciones y la supervisión del buen funcionamiento de las diversas áreas del Centro. Sin duda son un soporte fundamental en nuestro Servicio y esperamos seguir contando con cada uno”.

Así también la directora del Centro CIP-CRC-CSC Coyhaique, Pabla Erices, dijo:” a nuestros Funcionarios y Funcionarias, quisiera agradecer enormemente por sacar adelante el funcionamiento interno y nuestros objetivos pese a la adversidad. Una vez más hemos demostrado nuestro compromiso, a costa de la propia exposición, nadie conoce mejor que nosotros y más de cerca lo valioso de la labor que desarrollamos, la responsabilidad y oportunidad que tenemos de hacer la diferencia en la vida de un joven. No pudimos encontrarnos presencialmente en este nuevo aniversario, lo cual, sin duda, nos hace valorar y añorar doblemente los momentos pasados, co-construidos durante estos 15 años de vida, en los cuales lo que ayer parecía pequeño, como el poder estar juntos, hoy es lo más importante. Aprendizajes para la vida y para el trabajo. Todo se resume en darles las gracias por estar aquí y darle vida a nuestro Centro”.

Con respecto a los desafíos para el 2021, Pabla Erices, sostuvo “Cuando la pandemia comenzó, en el año 2020, no contábamos con experiencias previas que facilitaran el diseñar estrategias de afrontamiento; no obstante, para el año 2021 el Centro y la población en general ha crecido a partir de la vivencia, lo que nos permite anticiparnos de mejor forma. Sabemos que este año no se volverá a un funcionamiento “normal pre-pandemia”, por lo que el desafío es potenciar las buenas prácticas desarrolladas el año 2020, mejorar aquellas estrategias que requieren ser actualizadas, renovar la energía y compromiso desplegados, y reforzar la estructura y el soporte necesarios para implementar todo lo señalado, la idea es mantener las medidas de prevención que han demostrado ser efectivas, cuidarnos y cuidar”.

Cabe agregar, que durante el 2020 no tuvieron casos de contagios entre los jóvenes, ni se generó situación de contagios masivos entre funcionarios, por lo que el Centro de Justicia Juvenil ha mantenido un buen funcionamiento en todo este tiempo de pandemia, debido a los rigurosos procesos y seguimiento de las normativas sanitaria.