El parlamentario destacó lo que se ha hecho hacia el límite norte de la región, pero ahora espera que también se avance con más pavimentos en la zona sur de la Carretera Austral.

Coyhaique.- Una reunión para conocer el impacto que ha tenido la pavimentación de la Ruta 7, tanto en su tramo norte como sur, y los desafíos que impone este tema para los próximos años, fue la que sostuvo en los últimos días el senador David Sandoval Plaza junto al Seremi del MOP en Aysén, Néstor Mera Muñoz.
En ese sentido, el parlamentario señaló que sin duda contar con una ruta pavimentada hacia el norte “ha cambiado la vida de emprendedores, a las comunidades, a generar un cambio significativo en la calidad de vida y en el desarrollo de esa zona”, recordando que en esta administración se va a pavimentar, y lo que no se alcance va a estar en plena ejecución, prácticamente toda la ruta 7 desde Coyhaique hacia el norte.
“Lo mismo queremos enfatizar hacia el sur”, señaló el legislador, indicando que el gran vacío que se tiene ahora, es hacia esa zona, esperando que en la próxima administración se pueda avanzar más. “Por eso estamos hablando con el seremi, porque este año viene la discusión presupuestaria para el 2022 y el MOP no hace planificaciones por un año, sino que por más largo plazo”, explicó.
Con todo, Sandoval destacó el trabajo que se está realizando, si bien insistió en que se tiene que profundizar en materia de estudios de pavimentación, aumentando las coberturas. “100 (kilómetros) más que agreguemos en la próxima administración, (serían) 250 Km. de pavimentos. Ese es el desafío”, concluyó.
Finalmente, el seremi Néstor Mera destacó el permanente apoyo del parlamentario en esta materia. “Ha sido un apoyo permanente para el trabajo que hemos hecho en el MOP”, indicó, agregando que “tenemos un buen trabajo que hacer, y la ruta 7 no se acaba con un Gobierno, sino que es un trabajo de largo plazo y para eso se requiere una buena planificación”, concluyó.