Parlamentario reiteró la importancia que tiene la industria a nivel regional, señalando que si bien ha sido afectada por la pandemia, sus efectos no son los mismos que han sufrido otros sectores, entre ellos, el turismo.

Aysen.- “Los salmoneros tienen una tremenda responsabilidad como industria, siendo la actividad económica más relevante que se ejecuta en la zona austral y particularmente en la región de aysen”. Así lo afirmó el senador David Sandoval al referirse a la importancia que tiene la industria para la zona, más aún considerando los efectos de la pandemia.
A juicio de Sandoval, la actividad salmonera es una de las que genera mayor impacto económico y si bien ésta ha estado afectada por los problemas de la pandemia, “no deja de ser cierto que las afectaciones no han tenido el impacto como en otras actividades, entre ellas el turismo”.
En esa línea, el parlamentario recordó que existe un protocolo suscrito por la propia industria, donde existe un compromiso con la región, sumado a los esfuerzos que están haciendo los entes públicos, entre ellas la corfo. “Hay que entender que hoy la industria no puede estar ajena a la urgencia de las necesidades de un compromiso colectivo con la región de Aysén”, indicó.
“Son las crisis las que demuestran la verdadera dimensión y disposición de las empresas para una región como aysen”, agregó.
Para el legislador, lo que se busca es que la industria articule y genere todas las externalidades posibles para incorporar masivamente a prestadores de servicios regionales hacia la salmonicultura. “Nada justifica tener actividades de pequeños y mediano emprendedores sin una activación económica asociado a esta industria”, puntualizó.
A juicio del senador Sandoval “una industria no comprometida con el desarrollo regional ni sus temáticas regionales, no se justifica”, lo que señala “sería un pésimo error de visión estratégica de no tener esta mirada de positiva complicidad con la región y con sus prestadores regionales”.
Por último, el parlamentario recalcó que existe una multiplicidad de alternativas a las que se pueden acceder, subrayando que “necesitamos una industria comprometida con la región, con sus prestadores y siendo un motor en la articulación de cada vez más crecientes actividades de prestadores regionales, con el desarrollo de la actividad en la zona austral”.