Con el fin de implementar iniciativas que permitan el mejoramiento competitivo de la producción regional de la industria maderera, Corfo Aysén implementará el Programa Territorial Integrado “Desarrollo de la Industria del Aserrío en Aysén”.

El precio de la madera de “lenga aserrada de exportación”, registra un crecimiento sostenido desde el 2011, incrementándose el valor en algunos años sobre el 10%, hasta llegar al 2017, en donde el precio, con pequeñas variaciones, se mantiene estable hasta la fecha. Esto ha permitido que el mercado de la madera aserrada haya mejorado significativamente en la región, produciendo un aumento de la demanda que mantiene a los aserraderos funcionando a plena capacidad, con la producción totalmente vendida.

En este contexto, Omar Muñoz Sierra, director de Corfo Aysén, indicó que “implementaremos este Programa Territorial Integrado con el propósito de diseñar y validar un modelo de gestión para el desarrollo de empresas de la cadena de valor de la industria del aserrío, con el fin de implementar iniciativas que permitan el mejoramiento competitivo de la producción regional, la adopción de nuevas tecnologías y el desarrollo del capital humano, basado en la participación, colaboración y asociatividad de actores públicos-privados, con el propósito de generar un crecimiento sustentable de la producción maderera en la región de Aysén”.

Sin embargo, detalló Muñoz, existen una serie de situaciones que son necesarias resolver para fortalecer a este sector productivo. Por un lado, aún son bajos los niveles de producción, lo que impide, de manera individual, exportar o abastecer alguna industria o mueblería de mayor consumo. A esto se suma que la gestión empresarial es individual, faltando asociatividad para enfrentar unidos los poderes compradores o la demanda directa. También ocurre que aun cuando los microempresarios dedicados a la producción de madera aserrada tienen mucha experiencia, falta capacitación e inversión en innovación tecnológica ya que los equipos utilizados se encuentran sobrepasados en su vida útil. Y finalmente, la sola existencia de bosques no asegura que estén disponibles para ser usados en los procesos productivos, por lo que las empresas madereras invierten un importante porcentaje de recurso en la construcción de caminos.

Al respecto, la autoridad de Corfo detalló los alcances de esta iniciativa. “Este programa permitirá contar con una base consensuada por los actores principales de la industria tanto del mundo privado como público, y así establecer las principales brechas que dificultan el crecimiento sostenido en todo el proceso productivo y la cadena de valor del rubro. Aprovechando la oportunidad de mercado que realza el aumento del precio en productos madereros, se buscará producir un mejoramiento en la competitividad del sector que permita enfocar la producción en la generación de valor para la obtención de mejores precios por calidad maderera. Estimamos que, con este trabajo, aumentará en un 10% aproximadamente la producción y comercialización anual de material aserrado, generando empleabilidad en zonas extremas de la región, nuevos negocios y diversificación productiva de los agricultores del territorio”.

El programa, que se ejecutará en un plazo de tres años, está alineado a la Estrategia de Desarrollo Regional del Gobierno Regional de Aysén que busca impulsar mecanismos en el desarrollo de encadenamientos que retengan valor para el territorio; y al Programa Estratégico Mesoregional Industria de la Madera de Alto Valor, que ejecuta Corfo, y que tiene como objetivo, desarrollar una industria secundaria maderera competitiva e inserta en mercados nacionales e internacionales, generando productos de maderas destinados a abastecer principalmente el mercado de la construcción, respectivamente.