El terremoto político que actualmente aqueja al municipio de Coyhaique, no ha dejado indiferente a nadie, pues tras diversas denuncias y situaciones irregulares ocurridas bajo la administración del Alcalde Alejandro Huala, la crisis que vive la municipalidad se ha vuelto insostenible y desconcertante para la ciudadanía.
Coyhaique.- Denuncias por irregularidades en la licitación de empresas contratistas en concursos públicos (corral municipal), en la firma de contratos con empresas concesionarias que entregan serivicios municipales (parquímetros y cementerio municipal), sumado a la investigación que lleva adelante el Ministerio Público en su contra por presuntos delitos de corrupción, han minado la confianza no sólo del Concejo Municipal como cuerpo colegiado, sino además, la de una comunidad entera que exige que se tomen cartas en el asunto.

Ximena Carrasco, la representante de Renovación Nacional en el concejo municipal de Coyhaique, ha sido una de los opositoras más dura y crítica a la actual gestión, y es precisamente ella quien ha liderado las diversas denuncias que se han realizado en contra del edil. Al respecto el Presidente regional de RN, Harol Gillibrand, fue enfático en señalar el apoyo absoluto a las acciones iniciadas por la militante, “analizados los antecedentes aportados por la concejala Carrasco, me asiste la convicción de que el Alcalde Huala debería renunciar y dar un paso al costado para no seguir dañando aún más la administración”.

Uno de los temas que más nos preocupa y desconcierta es que pese a toda nebuluza que se tiene respecto a la interna municipal, siga intacta la acción de realizar concursos públicos para optar a cargos de planta. Al respecto el lider regional de RN, agregó: “nos parece inaceptable que una de las preocupaciones del alcalde sea amarrar algunos nombres antes que se acabe su periodo, dejando en evidencia sus reales intenciones, pues pese a que los antecedentes en su contra son reales y contundentes, Huala no ha manifestado ni el ínteres ni la voluntad política de dejar el cargo, sin embargo, ha concetrado sus prioridades en dejar nombres en cargos de planta, y eso no procede”.