Luego de ser anunciado por el presidente Sebastián Piñera que el proceso de vacunación contra el COVID – 19 sería extensivo para quienes se desempeñan en el área de la educación -como población priorizada por el Gobierno- es que los trabajadores de Fundación Integra en la región de Aysén se sumaron a este proceso, y que es fundamental para entregar tranquilidad a las comunidades educativas con miras reiniciar el año escolar de forma segura.

Como ha señalado el Ministerio de Educación quienes trabajan en establecimientos educacionales -profesores, educadoras de párvulo, asistentes de la educación, manipuladoras de alimentos y administrativos- ejercen una labor fundamental en el país y es en ese contexto que los equipos de los jardines infantiles y Oficina Regional se sumaron a este importante proceso.

Es en este contexto que la directora regional de Fundación Integra, Isabel Roncallo Fandiño destacó que “para nosotros es muy importante este proceso de vacunación ya que nos permite entregar seguridad a nuestros equipos educativos, familias y comunidad con miras a una próxima reapertura de nuestros jardines infantiles”.

Dentro de las acciones desarrolladas por parte de la Fundación destacan las coordinaciones con la Seremi de Salud para poder llevar a cabo este proceso de manera ordena y sin aglomeraciones en los distintos puntos de vacunación.

Cecilia Alvarado, directora del Jardín Infantil y Sala Cuna “Los Pioneros” de Cochrane explica que “el proceso de vacunación se ha dado de manera muy fluida y en coordinación con el Hospital de Cochrane y con Oficina Regional, lo que nos permitió coordinarnos como equipo educativo y poder realizar la vacunación de manera segura y poder estar protegidos”.

Es importante señalar que para poder desarrollar este proceso todos los vacunados debieron acreditar su calidad de trabajador de la institución, presentando su contrato de trabajo o un documento similar.

Alejandra Grandón, funcionaria de Oficina Regional de Fundación Integra destaca que este “fue un proceso súper tranquilo, sin ninguna molestia posterior tras el periodo de observación”. Del mismo modo destacó que esto lo realiza “para proteger a su familia y su entorno familiar, que es la gente que uno más quiere, así que es importante poder aprovechar esta oportunidad. Lo ideal es que todos estemos protegidos y que podamos retomar nuestra rutina lo antes posible”.

A la vez, la directora regional de Fundación Integra recalcó que “tenemos que seguir con las mismas precauciones. Mantener la distancia física, usar la mascarilla y lavado de manos con frecuencia. Nuestros jardines infantiles y salas cuna están preparados para recibir a nuestros funcionarios y niños, con las medidas e insumos necesarios para este proceso”.

Finalmente, cabe destacar que este proceso de vacunación a los trabajadores de la educación es un paso fundamental para que, junto a los protocolos y planes de funcionamiento que ha desarrollado la institución, se pueda entregar a las familias y las comunidades educativas las condiciones para dar inicio al año escolar.