Tras una reparación de 4 meses la nueva Balsa Baker, que opera sobre el río más caudaloso de Chile, ubicada a 8 kilómetros de Cochrane, sólo alcanzó a operar 8 días antes de presentar una nueva falla que la dejó sin funcionar por otros seis meses más y sin brindar el servicio de conectividad a los pobladores del Colonia Norte.

Cochrane.- La grave situación motivó, indica el alcalde de Cochrane, a los vecinos del otro lado del Baker a protestar y visibilizar su problemática bandeando el río a caballo y en bote, poniendo incluso en riesgo sus vidas, para hacer notar a las autoridades regionales y nacionales esta problemática que les dificulta aún más su vida en el campo.

El alcalde Patricio Ulloa, comprende la desesperación de los vecinos y sus familias, pues la falta de conectividad segura sobre el Baker, les dificulta la vida encareciendo los costos de traslado y limitando por ende la venta de madera y otras actividades productivas propias del campo.

Ante esta realidad, el alcalde Ulloa exige una vez más al MOP generar conectividad segura sobre el río más caudaloso de Chile, para estos pobladores, hombres y mujeres, que continúan haciendo patria y luchando contra la falta de conectividad en pleno siglo XXI.

Según puntualiza el alcalde de Cochrane, quien hace años viene realizando gestiones con diversas autoridades para lograr concretar este proyecto, el MOP debe resolver y plantear con claridad la factibilidad de un puente sobre el Baker, señalando dónde, cuándo, cómo y cuánto costaría hacer realidad esta sentida necesidad de los pobladores del otro lado del Baker.

De acuerdo a información entregada por la Dirección Regional de Vialidad, la Balsa Baker no puede funcionar pues el cable de acero que permite su cruce de lado a lado del río, presenta un grave deterioro que implica necesariamente el cambio de este elemento, el cual se adquiere fuera de Chile, retrasando su puesta en marcha.