La visita permitió ver en terreno el trabajo que han desarrollado 7 establecimientos educacionales de la institución en la región de Aysén con el objetivo de poder seguir afinando los detalles en este proceso paulatino, gradual y flexible en la atención.

Aysen.- A una semana de la apertura en la atención de los jardines infantiles y salas cuna de Fundación Integra en la región de Aysén es que la directora regional, Isabel Roncallo Fandiño realizó una serie de visitas a los establecimientos educacionales que a la fecha han comenzado con la atención presencial de niñas y niños en esta parte del país.

La directora regional en su vista a los establecimientos destacó que “estoy recorriendo los jardines infantiles para conocer cómo están los equipos educativos, recogiendo sus inquietudes y dificultades para poder mejorarlas”. A la vez, destacó que a una semana de la apertura en la atención pudo ver a “los niños contentos ya que extrañaban su jardín, sus amigos y a las tías. Hemos tenido la posibilidad de conversar con algunos apoderados quienes se muestran contentos porque los jardines están abiertos y funcionando”.

Este plan de retorno gradual consideró que fueran las niñas y niños de continuidad de los niveles transición y medio mayor los primeros en retornar de forma presencial y en la que se dio cumplimiento a todas las medidas sanitarias para estos efectos, en la que se consideró el aforo de niños y trabajadores por sala, elementos de protección personal y sanitización constante del inmueble y equipamiento, entre otros.

Claudio Olguín, apoderado del Jardín Infantil “Gotitas de Lluvia” de Puerto Aysén valoró los protocolos por Coronavirus desarrollados por la institución destacando que “en las condiciones que lo están haciendo es muy bueno, ya que los niños estuvieron un año en sus casas y que vuelvan con sus compañeros a distraerse un poco y a aprender con las tías es muy positivo para ellos”.

Cabe destacar que para este nuevo año parvulario, Fundación Integra ha desarrollado un plan especial para seguir entregando herramientas y apoyo pedagógico a las familias en la modalidad online, además del trabajo que se realizará de forma presencial en los jardines infantiles y salas cuna.

Para Jaqueline Coliboro, directora del jardín Infantil “Gotitas de Lluvia” de Puerto Aysén destaca que a un año del comienzo de esta pandemia ha visto a las niñas y niños “cómo han crecido y cómo han aprendido y asimilado el Paso a Paso respecto del Coronavirus y la importancia de cada procedimiento. Los niños nos están dando una tremenda lección respecto a esto”. A la vez destacó que “las familias están muy contentas con esta reapertura. Esto nos llena de felicidad porque nos dejan a sus hijos, su tesoro más preciado. Hay una tremenda gratitud por parte de ellos porque podemos abrir las puertas del jardín infantil”.

Por su parte, Ana Catelicán directora del jardín infantil “Mi Pequeño Paraíso” de Villa Amengual explica que “tuvimos la gran ventaja de poder haber reaperturado durante el año pasado (2020) por lo que ya manejamos los procedimientos y los protocolos. Por su parte, las familias lo han tomado de buena manera y han tenido bastante disposición para poder llevarlos a cabo. Lo mismo con los equipos y las niñas del jardín”.

Cabe destacar que para los próximos días se contempla la apertura en la atención de los restantes establecimientos educacionales de Fundación Integra, todo esto en coordinación con las familias permitiendo con esto poder entregar seguridad a todos quienes decidan enviar a sus hijas e hijos a los respectivos establecimientos.

Finalmente, cabe señalar que Fundación Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República. Con 30 años de experiencia, es la red más grande de salas cuna y jardines infantiles del país con más de 1.200 establecimientos gratuitos, a los que asisten más de 92 mil niños y niñas en todo Chile.