El pasado 13 de abril, el juez del Juzgado de Puerto Cisnes Juan Mihovilovich Hernández se acogió a retiro voluntario tras 25 años de carrera judicial. El reconocido magistrado y escritor administró justicia por 10 años en la zona norte de Aysén. Época en la que, además, fue nombrado miembro y representante de la comuna en la Academia Chilena de la Lengua.
Cisnes.- En noviembre de 1995, el Juzgado de Letras y Garantía de Curepto recibió por primera vez a Juan Mihovilovich Hernández, en calidad de juez. En el mismo mes, pero del año 2011, realizó su juramento como juez titular del Juzgado de Puerto Cisnes.

“No fue una decisión fácil. A estas alturas ya tengo 69 años y me dije ya llevo 25 años ejerciendo como juez, más de 20 años en otras funciones, entre ellas seremi de Justicia, jefe nacional de Readaptación en Gendarmería y como abogado de Derechos Humanos, labor que ejercí con mucha pasión, responsabilidad y cariño, y también desarrollando el ejercicio libre. A fines del año 1995 ingresé al Poder Judicial siendo nombrado en la comuna de Curepto, para posteriormente ejercer en otros juzgados. En un momento determinado decidí postular a Puerto Cisnes, siendo nombrado en noviembre de 2011, estando prácticamente 10 años en esta zona”, sostuvo el ex magistrado.

Añadió que: “Ha sido una labor que procure realizar con eficiencia, con responsabilidad, con honestidad e indudablemente ejerciendo la magistratura con aciertos y hierros”.

Juan Mihovilovich, oriundo de la región de Magallanes, también se refirió a aquellos con los que compartió en esta última década en el Poder Judicial. “Estoy muy agradecido de los funcionarios del tribunal, con quienes siempre tuve buena relación. Siempre he sido proclive a establecer un diálogo esencialmente humano, preocuparme de que estuvieran bien porque de ello depende que puedan realizar una labor acorde a las exigencias que tiene el Poder Judicial”, indicó.

“También me voy muy agradecido de los colegas de la región, de la Asociación Regional de Magistrados y por cierto con los ministros de la Corte de Apelaciones y de su respaldo profesional, porque indudablemente se resuelven los aciertos y los errores conforme a los requerimientos de los intervinientes. Manteniendo siempre una relación cordial tanto con fiscalía como defensoría y eso me da un balance de satisfacción”, afirmó.

La magistratura y su labor como escritor

En su estancia por el litoral norte de Aysén, Juan Mihovilovich fue nombrado miembro de la Academia Chilena de la Lengua, en representación de la ciudad de Puerto Cisnes, siendo un hito para la comuna y para su desarrollo como escritor.

“Soy un escritor que llegó a ser juez. Mi labor literaria se circunscribe a la narrativa. Partiendo como poeta a los 10 o 11 años de edad, por lo tanto es una vocación que trasciende cualquier circunstancia inmediata y que ahora quiero continuar”, dijo.

A la comunidad expresó que: “Quisiera despedirme de la comuna de Cisnes, como profesional en el ejercicio de una judicatura y decir que siempre las puertas de mi casa estarán abiertas para cualquier inquietud y para responder cualquier consulta que sea necesaria”.

Acceso a la justicia

Al concluir, el ex magistrado Mihovilovich manifestó su sentir respecto de una iniciativa que acerca la justicia a la gente. “Naturalmente quiero insistir en una premisa que para mí siempre ha sido fundamental, permitir el acceso a la justicia de las personas que lo necesitan. Ojalá se mantengan las itinerancias que realizamos a las localidades de Melinka, La Junta, Lago Verde, Raúl Marín y Puyuhuapi, porque es un acercamiento a los problemas reales de la comunidad y de las personas”.