La propuesta del parlamentario plantea avanzar hacia la erradicación de los campamentos, reducir significativamente el déficit habitacional y revertir la segregación y urbana existente

Valparaiso.- “Hemos suscrito un proyecto de acuerdo transversal, para dar respuesta a las entidades sociales que nos están reclamando la voluntad política de avanzar en la construcción de un gran acuerdo”. Así lo señaló el señaló el senador Sandoval, tras la sesión especial desarrollada en la Cámara Alta, donde se analizó la situación de campamentos y tomas en el país.
La idea, explicó, es que desde el Ejecutivo se impulsen todas las medidas necesarias para concretar un amplio consenso político y social para avanzar hacia la erradicación de los campamentos, reduciendo significativamente el déficit habitacional y revertir la segregación social y urbana existente. “Lo que necesitamos es delinear una política pública, que nos asegure en el corto plazo ojalá superar este drama social que vive tanta gente”, indicó.
“El sueño de la casa propia, para algunos, es un sueño irrealizable. Los ingresos crecen de manera inversamente proporcional al costo de las viviendas y por tanto, el sueño se aleja más en vez de acercarse”, agregó.
Esto adquiere mayor relevancia considerando que según catastro oficial del Ministerio de Vivienda (MINVU), a 2019, hay 809 campamentos (47.050 hogares) y 418 tomas, a nivel nacional.
Según Sandoval, quien además es el presidente de la comisión de Vivienda del Senado, para comenzar a superar este tema, requiere la intervención pública con iniciativas e ideas, además del aporte del mundo de la academia y de las ONG que se dedican a este tema, que tienen claro el diagnóstico y clara estrategia. “Espero que esta sesión contribuya a ese objeto. Y que el Gobierno se lleve la voluntad política transversal, para la construcción de un gran acuerdo que haga posible, en un horizonte de tiempo razonable, de terminar con la angustia de esta casi 82 mil familias de nuestro país que hoy viven en tomas y campamentos , están pasando una condición de vida que chile ya no lo puede seguir soportando”, subrayó.
Cabe señalar que Alto costo de arriendo (31%), necesidad de independencia (24%), bajos ingresos (11,5%) y cesantía (9%), son los principales motivos que fuerzan a las familias a vivir en lugares en que, generalmente, tienen malos accesos, falta de agua potable y electricidad. “Espero se construya este acuerdo y avancemos en la elaboración de las soluciones”, concluyó el legislador.