Promover y favorecer – mediante la atención psicosocioeducativa especializada- la disminución y prevención de la violencia ejercida por hombres en contra de las mujeres en el ámbito de la pareja, así como las posibilidades de reincidencia de ésta es el objetivo que persigue el Centro de Reeducación de Hombres que Ejercen Violencia de Pareja. Dispositivo del programa de Atención, Protección y Reparación en Violencia contra las Mujeres del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, SernamEG, que se ejecuta en convenio con la Municipalidad de Coyhaique.
Coyhaique.- El Centro de Reeducación de Hombres que Ejercen Violencia de Pareja – ubicado en calle Simón Bolívar número 404, esquina Freire, Coyhaique – atendió el año 2020 a 35 hombres, a quienes se les prestó cerca de 300 atenciones desde marzo a diciembre. En tanto, en el primer trimestre del presente año, ya se han realizado alrededor de 170 atenciones.

Junto con destacar el trabajo de las y los profesionales del Centro, la Directora Regional de SernamEG, Elizabeth Gutiérrez Eggers, se refirió al trabajo de fondo que desarrolla, precisando que “tal como siempre decimos que la violencia contra las mujeres es una problemática sociocultural; este fenómeno tiene una íntima correlación con la construcción de la identidad masculina que también es un proceso social y cultural. Por lo tanto, así como se puede aprehender, se puede cuestionar y deconstruir. Justamente ésta es la base del proceso por el que pasan las personas que son atendidas; de esta forma se contribuye a revertir la transmisión transgeneracional y promover en el hombre que ejerce violencia un cambio hacia una relación de pareja igualitaria, democrática, afectiva y satisfactoria”.

Por su parte, la Coordinadora del Centro de Reeducación de Hombres, Paola Carrasco, dijo: “desde el inicio de la pandemia adoptamos la modalidad de atención remota, lo que nos ha permitido ampliar la cobertura de atención; llegando a territorios que antes eran impensados. Antes sólo existía la alternativa de atención presencial, siendo el único dispositivo de este tipo en la región de Aysén lo que era bastante complejo; sin embargo, en la actualidad contamos con todas las herramientas para continuar ofreciendo una atención remota, especializada y de calidad para todos los hombres que sean derivados del área de justicia o aquellos que de forma voluntaria quieran iniciar un proceso de reeducación”.

La apuesta “reeducativa” consiste en una atención psico-social especializada gratuita y confidencial en el que participan un/a psicólogo/a y un/a asistente social. El Programa está destinado a mayores de 18 años que cumplan con los criterios de pre- ingreso establecidos. Éste puede ser a través de Juzgados de Familia, Fiscalía y otras redes, además de la demanda espontánea.

El modelo de trabajo del dispositivo contempla una primera fase que consiste en una evaluación individual que se desarrolla en a lo menos 4 sesiones, en donde se realiza el encuadre de reglas y excepciones en un marco de confidencialidad. Se aplican instrumentos de evaluación que recogen datos sobre la violencia, los riesgos, aspectos psicológicos y sociales de la persona. Luego, si se acepta su ingreso, pasa a la siguiente etapa con otras 4 sesiones también de carácter individual que tiene por objetivo la conformación de un vínculo y la co- construcción del plan personalizado de intervención. Posteriormente, se accede a un grupo de primer nivel de 12 sesiones, donde se trabaja en la detención, disminución y eliminación de la violencia física, amenazas e intimidación, entre otras. Luego de esta fase, corresponde a un segundo nivel grupal con alrededor de 15 sesiones, cuyo objetivo es detener, disminuir y eliminar la violencia psicológica, el abuso emocional, el aislamiento, y se trabaja la deconstrucción del abuso económico, entre otras materias. Una vez cumplidas las fases de intervención se debe evaluar los resultados en relación con los cambios de los comportamientos de violencia, por lo que se realiza una evaluación grupal e individual. Así, se realiza un informe que determina la salida definitiva o egreso.
Finalmente, para asegurar una respuesta coordinada e integral a la violencia, los centros de la mujer Rayén en Coyhaique y Naa Alveré en Puerto Aysén trabajan de forma coordinada con el Centro de Reeducación Hombres. De esta forma, se definen estrategias de abordaje de casos en común.