En el marco de la contingencia generada por la pandemia COVID-19, el Gobierno de Chile, ha implementado el Fondo de Emergencia Transitorio, donde uno de las acciones a implementar es el Programa de Reactivación Económica para Pequeños/as y Medianos/as Propietario/as. Una de las entidades encargadas de la ejecución de este plan es la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y en la Región de Aysén realizará acciones en las comunas de Cochrane y Coyhaique.

Las actividades consideradas en este programa de reactivación, corresponden a silvicultura preventiva para aminorar riesgo de incendios forestales, forestación y recuperación de bosques afectados por incendios, priorizando la recuperación de bosque nativo, reforestación con especies nativas y el mejoramiento de la habitabilidad de las brigadas forestales.

Frente a este importante anuncio, el Seremi de Agricultura Felipe Henríquez Raglianti, valoró los esfuerzos que se hacen desde el agro para apoyar a la reactivación económica.
“es una excelente noticia para la Región de Aysén la asignación de recursos a través del Fondo de Emergencia Transitorio que ha impulsado el presidente Sebastián Piñera y que va a posibilitar la recuperación económica. Esto es muy positivo porque se podrán generar puestos de empleo y mejorar las condiciones en las que trabajan los equipos de CONAF en algo tan importante como el control de incendios forestales y las mejoras ecosistémicas a través de la reforestación con especies nativas en zonas afectadas por incendios”.

Para el director regional de CONAF, Andrés Bobadilla Labarca, esto permitirá realizar distintas acciones ya que “realizaremos licitaciones para reforestar 120 hectáreas en Cochrane en la zona afectada por incendios forestales, manejo de 120 hectáreas de plantaciones con silvicultura preventiva y con un objetivo silvopastoral en Coyhaique, construcción de cortafuegos, entre otras actividades. La idea es que a estas licitaciones postulen empresas locales, tanto del rubro forestal como de la construcción (para mejorar todas las bases de brigada que hay en la región). De esta manera apoyaremos la reactivación económica local”.

Cabe señalar, que el marco presupuestario para el presente año a ejecutar en la región de Aysén es de alrededor de 520 millones de pesos para lo relacionado al manejo de bosques, plantaciones y silvicultura preventiva con pequeños y medianos productores forestales y 173 millones de pesos para mejorar la habitabilidad de las bases de Brigada de Incendios Forestales.