Con el objetivo de aumentar la competitividad del sector pecuario en la región de Aysén, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), se encuentra realizando pruebas diagnósticas en bovinos con un reactivo llamado tuberculina en diferentes predios de la región, esto, enmarcado en el Plan de Control y Erradicación de la Tuberculosis Bovina (TB), enfermedad zoonótica (se puede transmitir al ser humano), causada por la bacteria Mycobacterium bovis.

Nelly Morales Rosas, Encargada Regional de Protección Pecuaria, señala, “es un Programa Nacional, donde se reconocen zonas de control y erradicación. Nuestra región está en la zona de erradicación sur, donde hay enfermedad, pero en baja prevalencia. Para evitar que esta enfermedad entre a su campo, lo más conveniente es ingresar animales de predios que sean negativos o libres de esta. Además, al realizar un chequeo periódico a través de tuberculina, permite mantener un mayor conocimiento del estado sanitario respecto de la enfermedad. Este chequeo lo puede realizar un Médico Veterinario Autorizado o un Veterinario del SAG, ante lo cual, para mayor información sus consultas las puede efectuar en cualquier oficina SAG de la región.

Se puede diagnosticar en terreno y matadero. Por ejemplo, cuando se faena un bovino y hay sospechas, en los mataderos se toman muestras y se envían al laboratorio, si resultan positivas se deben chequear los otros bovinos en el predio, indicó Morales

Finalmente, Matías Vial Orueta, director regional SAG, realiza un llamado a los ganaderos y ganaderas, “a pesar que la región de Aysén, tiene una baja prevalencia de esta enfermedad, es fundamental la colaboración, el trabajo en conjunto, para la erradicación de la enfermedad, así avanzaremos en el Plan de Erradicación de Tuberculosis bovina”.