El “Quiero Mi Barrio” es uno de los programas emblemáticos del Ministerio de Vivienda y uno de los más valorados y queridos por la comunidad, ya que se basa en la participación directa de los vecinos/as en la planificación, ejecución y la toma de decisiones respecto del presente y futuro de su sector.

Y si bien la Pandemia ha impuesto grandes desafíos para dar continuidad al trabajo que se realiza en las comunas de Aysén y Coyhaique, ya sea por los aforos reducidos y otras restricciones, lo cierto es que esta importante labor no ha cesado y por el contrario se ha potenciado y se sigue proyectando con nuevas intervenciones incluso fuera de las dos principales ciudades de la región.

Tal como explica Jessica Ojeda, Secretaria Técnica del Programa, actualmente hay cinco Barrios que se están ejecutando (tres en Puerto Aysén, uno en Mañihuales y uno en Coyhaique), todos en distintas fases de intervención, lo que ha significado todo un desafío para poder seguir en contacto con los vecinos/as y continuar con los talleres de los Planes de Gestión Social. “Por ejemplo, se han realizado talleres de Mascarillas, en donde las vecinas y vecinos de los Barrios Ribera Sur y Villa España de Puerto Aysén se reunían cumpliendo todas las medidas sanitarias y de aforo, para confeccionar mascarillas de tela y después repartirlas entre los habitantes de sus respectivos Barrios. También en Puerto Aysén, en el Barrio La Balsa, se está ejecutando un Taller de Telar, con clases presenciales y vía plataformas digitales. Al mismo tiempo, en el verano, se realizaron talleres de Kajak, para los niños/as y adolescentes, además de talleres de reciclado, y talleres virtuales de Yoga y comida saludable, entre otros”, detalló.

Otro cambio importante se ha dado con el trabajo comunitario, ya que las reuniones vía zoom para juntas de vecinos se han hecho comunes y el Quiero Mi Barrio, se adaptó a las nuevas tecnologías, potenciando los Fanpage de cada Barrio, el canal de Youtube, Instagram y todas las plataformas que permiten estar más cerca de las personas y seguir construyendo redes, para que las personas no se sientan tan solas y puedan seguir presentes, como las iniciativas para el día del padre o Halloween, donde los niños/as y adolescentes son activos participantes.

La tarea no ha sido se sencilla, afirma la Secretaria Ejecutiva del Programa, pero se ha sacado adelante con gran colaboración de vecinos y dirigentes. “Para nosotros como Minvu Aysén ha sido complejo realizar el acompañamiento a los equipos profesionales de los Municipios de Aysén y Coyhaique, ya que gran parte de nuestro trabajo se realiza en terreno, asistiendo a reuniones, de manera quincenal, o semanal. Estos encuentros son fundamentales cuando los barrios están recién comenzando, pero hemos tenido que adaptarnos a reuniones por Zoom, con los equipos y los vecinos, y ahí hay que destacar el compromiso de las Duplas Barriales, que se las ingenian para seguir en contacto con los vecinos/as y los ayudan aclarando dudas, o incluso solo escuchando o entregando una palabra de apoyo”, precisó.

Otro aspecto fundamental del programa son las Obras Físicas, que mejoran la vida de los vecinos/as, construyendo por ejemplo Salas de Uso múltiple, multicanchas o Plazas Recreativas, entre otras, trabajo que no se ha detenido en Pandemia, ya que el Programa también ha tenido que adaptar las distintas plataformas digitales para realizar talleres de diseño participativo, considerando los aportes de los vecinos. Es así como en el mes de junio se comenzará con la ejecución de dos obras en los Barrios Ribera Sur Costanera y Villa España (Sala de Uso Múltiple Constantino Kalstrom y Plaza Recreativa Villa España).

Tal como detalla Karen Carrasco, Arquitecto del Barrio Villa España, el trabajo de plan de gestión de obras también fue complejo. “Se tuvo que adecuar la estrategia de trabajo con los vecinos en contexto de pandemia, una estrategia adoptada en conjunto con mi dupla barrial fue la elaboración de trípticos con material infográfico para dar a conocer las obras, el avance de los diseños y preparar los talleres de diseño participativo. Se entregó el material a través de un puerta a puerta, con una encuesta, luego se sistematizó la información, y posteriormente nuevamente se sociabilizó el avance de las obras. Cuando ha sido posible, hemos realizado reuniones respetando el aforo y con todas las medidas sanitarias”, comenta.

En ese mismo sentido el Seremi de Vivienda, Diego Silva, destaca que durante este año se inició la intervención en dos nuevos Barrios: Los Mañíos, de Villa Mañihuales y Barrio Quebrada La Cruz de Coyhaique, lo que en una primera etapa ha significado realizar ajustes a la metodología del Programa, para poder realizar las actividades con los vecinos/as, cómo los recorridos barriales y los talleres. “En el Minvu Aysén no hemos parado y tal como ha dicho nuestro Ministro Felipe Ward seguimos trabajando con los vecinos/as, adaptándonos a las nuevas necesidades, de manera virtual, respetando los aforos, acompañando a los profesionales que ejecutan los barrios en los municipios y fortaleciendo el trabajo comunitario, para este año. Los barrios nuevos están actualmente en proceso de autodiagnóstico y elaboración de sus Planes Maestros, los cuales contienen las obras físicas, que son priorizadas por los vecinos/as, para su ejecución en los años 2022-2023”, explicó.

Finalmente la autoridad hizo un llamado a los vecinos y dirigentes a seguir atentos, a estar informados y sobre todo a continuar participando en las diferentes instancias que mantiene el programa para seguir mejorando juntos sus barrios, su calidad de vida y su futuro.