El trabajo colaborativo entre la Asociación Gremial Agrícola y Ganadera Austral (OGANA), el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) perteneciente al Ministerio de Agricultura y la Fundación para el Desarrollo Frutícola (FDF), permitirá la instalación de una estación meteorológica que aportará información agrometeorológica valiosa en miras a la reorientación de la ganadería a una agricultura sustentable en el escenario actual de cambio climático.

Esta nueva estación meteorológica se instalará en sector del Valle Simpson, el cual se conoce como el corazón agrícola de la Región de Aysén. La información entregada se anexará a las redes Agrometeorológicas existentes en el país,  completando la información entregada por otras 11 estaciones que cubren desde La Junta hasta Cochrane.

El director de OGANA, Juan Pablo Galilea, junto con valorar los aportes de esta nueva estación meteorológica, comentó las similitudes con la Región de Los Lagos respecto de esta reorientación en la producción agrícola, señalando que “como hemos visto en la Región de Los Lagos encontramos actividades similares a nuestra región, en esa zona se han instalado viñas para producir vino, por ejemplo. Importantes ganaderos han convertido sus praderas al cultivo del avellano europeo, donde vemos cómo la ganadería, ya sea en la producción de carne o leche, ha dado un vuelco hacia la fruticultura y esto aparece como una posibilidad cierta en nuestra región y para poder evaluarlo necesitamos estos datos climatológicos.

A lo anterior, el director del INIA, Hernán Felipe Elizalde, resaltó la importancia de contar con una red agroclimática a nivel nacional y específicamente en la Región de Aysén.

“Nosotros tenemos una red agroclimática con más de 300 estaciones en el país y  acá en la Región tenemos 10 estaciones desde La Junta hasta Cochrane que están entregando constantemente información y está disponible en línea. Hay que pensar que el tema de la sequía es cada vez más recurrente y necesitamos contar con más hectáreas  de riego y tener más precisión en cultivos que son más rentables, hay proyectos para la producción de granos en el sector del Valle Simpson  y para todo eso necesitamos contar con la información de las variables agroclimáticas para evaluar por ejemplo qué podemos cultivar”, expresó el director del Instituto de Investigaciones Agropecuarias.

Desde el Ministerio de Agricultura, el Seremi Felipe Henríquez Raglianti valoró el trabajo entre las instituciones del agro y las organizaciones privadas, señalando que “las alianzas público-privadas han sido permanentes, hemos trabajado con los distintos gremios: pequeños, medianos y grandes agricultores. En este sentido la      Organización Agrícola y Ganadera Austral, que es una organización con gran tradición en la región, ha estado aportando a la ejecución de distintos programas del Ministerio de Agricultura, incentivándonos a poner instrumentos, herramientas y focalizaciones para poder mejorar los servicios a los pequeños y medianos agricultores. En ese sentido estamos llevando a cabo iniciativas importantes como esta dotación de una estación meteorológica para uno de los valles más importantes de la región y sumarla a las plataformas Agrometeorológicas  del país. Así que estamos muy contentos de poder concretar esto y esperamos que estos datos sirvan para avanzar hacia una agricultura sustentable”.

Cabe señalar, que este trabajo es resultado de los acuerdos tomados en el Consejo Asesor Externo de INIA Tamel Aike, el que cuenta con participación de representantes productivos de toda la región y que estas alianzas también han estado enfocadas en monitorear plagas que afectan a los cultivos forrajeros, específicamente la cuncunilla negra y el gusano soldado, a partir de un trabajo un trabajo que se realiza con el SAG y un programa que INIA está presentando al Gobierno Regional con la finalidad de  anteponerse a problemas que puedan generar dichas plagas, el cual ha sido diseñado en conjunto con los productores afectados.