La Dirección Regional del SERNAC de Aysén presentó una demanda colectiva en contra de la empresa sanitaria Aguas Patagonia de Aysén, cuyo objetivo es que esta compañía compense a todos los consumidores que fueron afectados por múltiples cortes de suministro no programados.

El SERNAC tomó la decisión de demandar colectivamente luego que la empresa sanitaria no estuviera dispuesta a compensar adecuadamente a los consumidores afectados por los cortes de suministro ocurridos durante el año 2019.

Según los antecedentes recopilados, entre el 14 de marzo y el 29 de diciembre del 2019, se produjeron 64 interrupciones no programadas del servicio de agua potable en diferentes localidades de la Región de Aysén.

De este total, 23 cortes se prolongaron por más de 4 horas. La nueva Ley del Consumidor, vigente desde el año 2019, establece que cuando se trata de suspensiones injustificados que se prolongan por más de 4 horas, las empresas deben compensar en forma automática. Sin embargo, Aguas Patagonia de Aysén sólo lo hizo respecto de seis interrupciones, según los antecedentes proporcionados por la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS).

La normativa indica que los montos a compensar deben aplicarse en la cuenta del período siguiente del corte, y equivale a diez veces lo facturado en el estado de cuenta anterior a la interrupción del servicio.

Por otro lado, respecto de los restantes 41 cortes que duraron menos de 4 horas, y si bien la normativa establece que las empresas deben compensar de manera proporcional al tiempo de suspensión, los consumidores tampoco recibieron ninguna indemnización de parte de la empresa.

Tras estos acontecimientos, y con el propósito de lograr una propuesta compensatoria, el SERNAC inició en enero de este año un Procedimiento Voluntario Colectivo con Aguas Patagonia. No obstante, y debido a que la empresa no estuvo dispuesta a entregar una propuesta compensatoria satisfactoria para los afectados, dicha instancia extrajudicial se cerró en mayo pasado.

La Directora Regional del SERNAC, María Francisca Ortiz, explicó que “los consumidores tienen derecho a recibir un servicio de agua potable de calidad y su falta provoca un grave perjuicio en su calidad de vida, especialmente respecto de las familias más vulnerables que no pueden gastar en agua envasada”.

Agregó que toda empresa debe actuar con estándares de profesionalidad, “especialmente en los servicios básicos considerando que, al ser los únicos proveedores, los consumidores no tienen la posibilidad de elegir o de cambiarse”, recalcó la autoridad regional. Asimismo, indica que la nueva Ley del Consumidor precisamente estableció las compensaciones automáticas para estos casos, por lo que no es aceptable que las empresas no lo cumplan.

Finalmente, la Directora Regional del SERNAC, indicó que Aguas Patagonia de Aysén claramente no cumplió con lo que establece la normativa y tampoco estuvo dispuesta a entregar una propuesta en el marco del Procedimiento Voluntario Colectivo, por lo que ahora deberá responder ante la justicia.