Se anticipó la carena o trabajos de mantenimiento general, de la barcaza Queulat, encargada de hacer el recorrido marítimo subvencionado Ruta Cordillera. Si bien estas obras estaban programadas para el mes de agosto, se determinó iniciar con la carena luego

del acorbatamiento que dificultó el funcionamiento de una de las hélices del navío.
“Producto del acorbatamiento que tuvo la barcaza Queulat se incorporó en forma temporal la nave Trehuaco que reemplazó a esta embarcación en la ruta Quellón – Melinka – Puerto Cisnes, durante la semana pasada. Teniendo presente lo anterior, se decidió que la carena se adelantara producto de esta salida de la ruta por las reparaciones del acorbatamiento. De esta forma pretendemos no prolongar excesivamente el tiempo que esta barcaza esté afuera para realizar estas labores, tanto mecánicas como de carena”, explicó el seremiTT Fabián Rojas.

Con el fin de mantener las condiciones de conectividad en el litoral norte de la región de Aysén, en reemplazo de la Queulat operará la nave Jacaf, en la Ruta Cordillera “corta” (Quellón – Melinka – Puerto Cisnes). Luego de la revisión de la autoridad marítima, en lugar de Trehuaco, el navío Don Beto realizará la operación de la Ruta Cordillera a partir de este sábado 24 de julio.

Al respecto el seremi indicó que “de esta forma también se da posibilidad a que nuestros transportistas que vienen y hacen un mayor uso de la ruta el día sábado, tengan más metros lineales disponibles para llegar a Aysén”.