Desde el lunes 26, aprovechando un corte de internet y anticipándose al cronograma, los trabajadores del área administrativa del Hospital de Cochrane, con mucha alegría, se organizaron para cambiarse a su nueva casa. Miriam Navarrete Novó, directora del establecimiento, contó que fue un proceso ordenado, con mucho entusiasmo de parte de los funcionarios, que por iniciativa propia quisieron trasladar sus cosas para mantenerlas y cuidarlas.

“Comenzamos con los traslados el día lunes, moviendo los archivos y todo lo que había que traer, como computadores desde el edificio administrativo que estaba fuera de las dependencias del hospital antiguo, trasladándose el primer día finanzas con caja y así fuimos día a día avanzando, hasta que el miércoles se terminó de trasladar el resto de las dependencias, como: abastecimiento, secretaría y partes, recurso humano, el prevencionista y la enfermera coordinadora, más el jefe de servicios generales, así es que ya estamos completamente instalados como área administrativa, cerrando el día muy contentos”. Señaló Miriam Navarrete Novoa.

Al respecto, Christian Núñez Santana, encargado de abastecimiento del hospital de Cochrane, se expresó muy contento al encontrarse instalado en su nueva oficina y nos contó detalles del trabajo realizado.

“Cada unidad embaló sus pertenencias, sus cosas, documentos de respaldo, fue un trabajo arduo, lo hicimos así porque cada uno sabe el orden que tiene, qué documento es importante y con cual está trabajando. Fue con harta alegría, porque hace mucho tiempo esperábamos este cambio que nos benefició porque estábamos muy hacinados y ahora tenemos harto espacio. Hay bodegas para guardar nuestros insumos de oficina y estamos operativos en un 100%, instaladas las impresoras, los computadores con Internet y esta mañana, fue un día especial, porque me queda un poco más lejos, así es que me levanté más temprano para llegar a la hora y me siento muy contento junto a mis colegas” destacó.

El proceso de cambio al nuevo edificio, continuará desarrollándose durante todo agosto, hasta llegar al día en que se inicien formalmente las atenciones, poniendo a prueba la nueva infraestructura y el equipamiento instalado.