Hasta el Cordón del Cerro Divisadero llegó el Subdirector de la Dirección General de  Aguas del MOP Cristian Núñez Riveros hoy para poner en marcha la primera Ruta de Nieves y apoyar la firma de un convenio entre la Dirección General de Aguas con el Instituto Nacional del Deporte en la región de Aysén,  con el fin de utilizar esta nueva Ruta para la investigación científica así como también para actividades turísticas, de emprendimiento económico, deportivas y/o recreacionales.

“El establecer y mantener registros asociados a una “Ruta de Nieve” en Aysén, permitirá registrar la altura, densidad de nieve y equivalente en agua, en puntos representativos, información necesaria para estimar la acumulación de nieve para distintos períodos del año, permitiendo de esta forma planificar y gestionar la disponibilidad del recurso para los distintos usos. Lo anterior, en un sector estratégico de la región dado que desde estas laderas se abastece (en gran porcentaje) de agua la ciudad de Coyhaique, junto con sustentar una serie de otras actividades agrícolas, industriales y de desarrollo turístico. Además de recopilar datos meteorológicos e hídricos, dado que la DGA  mantiene estaciones meteorológicas con registros, entre otros, de acumulación de nieve”, afirmó el Subdirector General de Aguas del MOP.

El Secretario Regional Ministerial de Obras Públicas, Néstor Mera Muñoz refrendó esta iniciativa del gobierno del presidente Sebastián Piñera que se realiza a través de la Dirección de Aguas del MOP, destacando que “instancias como estas nos permiten como gobierno poder trabajar mancomunadamente tanto con el sector público como con los privados y en beneficio de la comunidad de la región de Aysén. Con esta Ruta no sólo generamos investigación científica y obtenemos datos que son relevantes para nuestro diario vivir así como también para la planificación en diversas áreas, como en emprendimientos económicos, deportivos, turísticos  y en la toma oportuna de decisiones, por lo que este trabajo que se desarrolló entre los meses de mayo y junio del 2021  en las laderas del cordón del Cerro Divisadero en la comuna de Coyhaique culminó con la construcción de esta Ruta de Nieve en este sector, una obra que consideró una inversión de $10 millones e involucró la construcción e instalación de 14 balizas, dispuestas en la vertiente Norte y Sur del Cordón del Cerro Divisadero, así que estamos muy contentos de poder llegar a esta fase del proyecto y de firmar con nuestro socio estratégico el IND este convenio que permitirá que los ayseninos y turistas puedan contar con información valiosa para potenciar este centro de montaña, que es lo que nos pide nuestro presidente, generar obras con un alto impacto social, económico-turístico y ambiental”.

Es relevante destacar que este es un trabajo colaborativo con el Instituto Nacional del Deporte (IND), concesionario del lugar, quienes nos han autorizado para instalar e implementar todas las acciones necesarias para operar en el sector, esto es particularmente importante para las  proyecciones en la extensión de actividades deportivas en el sector, para lo cual los registros obtenidos en la Ruta de Nieve, son fundamentales. Sobre el particular, el Director del Instituto Nacional del Deporte (IND) en la región de Aysén José Manuel Sepúlveda señaló: “Estamos muy contentos como IND y así también lo ha manifestado nuestro Seremi Rodrigo Cubilla, de poder firmar hoy este acuerdo de colaboración con la DGA del MOP, el que regirá por un plazo de cinco años, a fin de contribuir en el desarrollo de la investigación asociada a la disponibilidad y calidad de nieve en ciertos puntos de la región de Aysén, por lo cual  autorizamos a la Dirección de Aguas la instalación de instrumental científico y de infraestructura habilitante, en el recinto deportivo Centro de Montaña El Fraile”.

Esta  ruta de nieve, además considera un trabajo conjunto con el Centro de Investigación de Ecosistemas de la Patagonia (CIEP), en el registro semanal de altura y densidad de nieve en los puntos establecidos para estos fines y se han instalado dos pluviómetros totalizadores a distintas alturas, además de sensores de presión de agua, para el registro de caudales en el efluente de la cuenca estudiada. Al respecto, Iñigo Irarrazabal, investigador post doctoral en el Centro de Investigación en Ecosistemas en la Patagonia (CIEP) indicó que “este es un primer Estudio para analizar la cantidad de agua que contiene la nieve en una cuenca, lo que es fundamental para comprender cómo va a ir cambiando la cobertura de nieve y el agua como disposición del recurso hídrico en el futuro en la región. Entonces, esta es una pequeña cuenca de monitoreo con la cual se espera que otras cuencas de monitoreo vayan surgiendo a partir de esta primera iniciativa. Entonces, este Estudio nos va a permitir entender todas estas relaciones. La estimación de la nieve y entender los tiempos de derretimiento cuándo está cayendo, es fundamental no sólo para los recursos hídricos sino que también tiene un valor paisajístico y por supuesto para las actividades de turismo, recreación de los deportes blancos que en la región han visto su alza en los últimos años; entonces también entender y poder estimar de mejor forma cuánta nieve está precipitando permite hacer una buena planificación, y permite también a los operadores turísticos planificar acerca de qué actividades pueden hacer  y cómo adaptar esas actividades en el futuro en un escenario de cambio climático”.