Profunda molestia existe al interior de la Asociación de Funcionarios y Funcionarias del Gobierno Regional de Aysén y en la ANEF Regional Aysén, al enterarse el día 17 de agosto de despidos de trabajadores y trabajadoras del servicio administrativo de este importante y estratégico servicio público de la región.
Coyhaique.- Nueve son los funcionarios y las funcionarias despedidos en las cuatro provincias de la región, a quienes se les informó telefónicamente que a partir de ese mismo día dejaban de ser funcionarios del GORE Aysén, bloqueando además conjuntamente sus cuentas de correos personales institucionales.

Según lo informado por la Directiva de esta Asociación de Funcionarios, el día miércoles 18, se reunió de manera extraordinaria en asamblea, esta asociación trató como único punto estos despidos, acordando una serie de medidas que se van a adoptar, frente a esta grave situación, debido en primer lugar, a la forma en que se lleva adelante estos, y en segundo término a que no se le otorga al funcionario la opción administrativa de uso de sus vacaciones o días administrativos pendientes, y el incumplimiento del compromiso a los funcionarios, por parte de la Gobernadora Regional Andrea Macías, de trabajar de manera armónica, inclusiva y con respeto a las personas; lo que con esta actitud ha dejado de manifiesto que no se cumplió.

De los nueve funcionarios del Gobierno Regional de Aysén, 5 de ellos son profesionales, 3 administrativos y 1 técnico, todos contratados bajo la modalidad a contrata, los cuales son renovados anualmente, y a los que se les pone termino anticipado de su trabajo en el mes de agosto y habiendo pasado sólo un mes de la asunción de funciones de esta nueva administración encabezada por una Gobernadora Socialista Andrea Macías, lo que sin lugar a dudas, ha provocado la indignación y preocupación de esta asociación que representa el 90% de los funcionarios y funcionarias de este Gobierno Regional, por lo que pudiera ocurrir durante el último cuatrimestre del año.

Para los y las trabajadores que además se encuentran vinculados a la Anef Regional, les parece que este tipo de prácticas, despidos de funcionarios que no desempeñan cargos de confianza política, si no funciones habituales y permanentes, no deben estar al arbitrio y o capricho de la autoridad o administración de turno, que sin justificación legal o de hecho, son victimas de despidos, que carecen de fundamento, sin evaluación de desempeño, sin ser objeto de sumario, y que de revertirse, como ha sido la tónica en los últimos años en la justicia, significan al estado un mayor costo y gasto fiscal que el pretendido beneficio que se pretende obtener, y que revelan que los despidos en este ámbito obedecen a criterios políticos y no a antecedentes objetivos relativos al desempeño laboral, que cualquiera autoridad debiera observar y encuadrarse.

Los y las funcionarios agremiados del GORE y la Anef, en definitiva, rechazan estos despidos arbitrarios e injustificados y entregan su solidaridad y orientación jurídica a los trabajadores desvinculados a objeto que se restablezcan sus derechos, se reconsidere esta decisión o la justicia la rectifique y exigen a la nueva autoridad regional que cesen inmediatamente estos actos de despidos, discriminación y afectación de la función pública puesto que empañan el inicio de una gestión que apelaba a la descentralización, pero con estricto respeto a los trabajadores y a la comunidad regional.