Desde el inicio de la pandemia en Chile los equipos de trabajo de los 14 institutos Teletón han implementado rigurosos protocolos y altos estándares preventivos para el control del COVID-19. Estas medidas han posibilitado la continuidad diaria de las atenciones en los centros, las cuales se realizan en ambientes de trabajo seguros tanto para los equipos profesionales, como para los usuarios que se rehabilitan con ellos.

Esta labor de cumplimiento del 100% de medidas preventivas del contagio de Coronavirus está siendo reconocida por la Mutual de Seguridad con el Sello Mutual COVID-19, que ahora fue entregado al Instituto Teletón de Aysén.

El sello, que Teletón ya ha recibido en otros institutos, certifica que en el centro regional se cumplen plenamente con todas las medidas preventivas, recomendaciones y normas relativas al COVID-19, promovidas por la Autoridad Sanitaria en el país.

La doctora Pilar Arismendi, directora del instituto de Aysén, explicó que este reconocimiento reconoce no solo lo que se ha hecho a nivel local, sino también nacional. “Tras las visitas técnicas que se realizaron se evaluaron una serie de parámetros y protocolos, de los cuales nosotros como Instituto de Aysén obtuvimos el 100% del cumplimiento, lo que quiere decir que a nivel local estamos cumpliendo con los protocolos de seguridad sanitaria laboral COVID-19, que establece la Ley 21.342, y que hemos sido capacitados en las tareas de limpieza, como, por ejemplo, usar los elementos de protección personal (EPP). Esto también implica que hemos sido capacitados porque existe una preocupación de Teletón por sus trabajadores para entregar sus prestaciones en las mejores condiciones sanitarias, tanto para nosotros como funcionarios, así como para nuestros pacientes”.

El instituto de Aysén ha brindado atenciones médico terapéuticas a 615 niños, niñas y jóvenes de la región en los últimos 12 meses.

El proceso de entrega de esta certificación considera la presentación de un reglamento de medidas preventivas, recomendaciones y normativas relativas al COVID-19; la aplicación de una evaluación de la Mutual de Seguridad seguida de la entrega de la carta de verificación de cumplimiento de protocolos; y, finalmente, el otorgamiento del sello COVID-19 por parte de la institución certificadora.

Jessica Urrutia, prevencionista de riesgos de Teletón, explica que contar con esta certificación es una excelente señal de respaldo a la seguridad sanitaria con que se realiza el trabajo de rehabilitación en los institutos todos los días. “Esto es parte de nuestro plan de gestión de seguridad y salud laboral. Implementamos una pauta técnica y la Mutual verifica que se cumplan todas las medidas de responsabilidad y protección frente a la pandemia para los trabajadores y, por ende, para los usuarios. Y con el cumplimiento del 100% te otorgan el sello COVID”, sostiene.

Medidas de seguridad, todos los días

Durante toda la pandemia, Teletón ha tomado estrictas medidas de seguridad tanto para sus trabajadores, como para entregar rehabilitación a los niños, niñas y jóvenes que atienden en todo Chile.

Y los mismos protocolos preventivos se han aplicado en todos los institutos Teletón que ya han obtenido este sello (Concepción, Calama, Temuco, Puerto Montt, Valdivia, Talca, Arica, Iquique, Santiago y ahora Aysén), y en aquellos que están en proceso de conseguirlo.

“En 15 meses de pandemia, podemos sentirnos orgullosos de haber implementado y respetado todas las medidas de seguridad y autocuidado que nos permite, hasta hoy, tener cero casos de contagio de origen laboral en nuestra institución. Solo queda agradecer a todo el equipo Teletón por su impecable compromiso para sostener estas medidas, que nos protegen día a día a nosotros y, también, la salud de nuestros pacientes y de sus familias”, explicó Tatiana Cayazzo, gerenta de Personas de Teletón.

Durante toda la pandemia, Teletón continuó con las atenciones, incluso en cuarentena, manteniendo equipos para aquellas de carácter impostergable. Las rehabilitaciones que no podían detener su continuidad presencial se mantuvieron, mientras que el resto de los pacientes fueron atendidos de forma remota, e incluso con visitas domiciliarias de profesionales médico terapéuticos, lo que permitió que, solo durante en 2020, se realizaran 839.832 atenciones a niños, niñas y jóvenes pacientes de los 14 institutos de todo el país.