El desarrollo de habilidades científicas en sintonía con las problemáticas socioambientales de los territorios es fundamental para la formación de ciudadanas y ciudadanos que puedan solventar los desafíos contemporáneos. Es por este motivo que el Programa AportaCiencias apostó por aumentar la participación de niñas y niños de zonas rurales durante su segundo año de implementación.

Con el objetivo de acompañar a más niñas y niños en sus curiosidades científicas este año AportaCiencias, una iniciativa impulsada por el Campus Patagonia UACh y financiada por el Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional de Aysén, cuenta con participantes de estudiantes de las ciudades de Aysén y Coyhaique, las localidades de Melimoyu, Puerto Gala, Mañihuales y la comuna de Villa O’Higgins.

Ciencia participativa, democrática y descentralizada

Entre fiordos, canales, glaciares, abundante bosque nativo frente al imponente volcán Cerro Melimoyu, se sitúa la localidad del mismo nombre. Melimoyu, una localidad ubicada en la zona costera norte de Aysén y a la que solo se puede llegar por vía marítima, cuenta con una población de aproximadamente 16 familias y una escuela, cuyas únicas dos estudiantes forman parte del programa virtual AportaCiencias.

“Por lo general no se habla mucho de las escuelas como la nuestra, que es una escuela de 1ero a 6to básico, multigrado y unidocente. Este año tenemos una matrícula de 2 alumnas porque no tenemos más población y por lo general no clasificamos en nada porque somos muy poquitos, entonces para nosotros que nos integraran en este proyecto es tremendo, ha sido muy beneficioso para el desarrollo de las niñas y la interacción de mis niñas con otros niños, así que estamos muy contentas y agradecidas”, comentó Fernanda Rojo, profesora de la Escuela Rural Melimoyu y apoderada AportaCiencias.

Al integrar nuevas localidades, AportaCiencias busca expandir su alcance durante 2021 con una propuesta de enseñanza integral de ciencia y tecnología.

Sobre esto, Melissa Zavala, gestora educativa de AportaCiencias concluye: “A través de diversas experiencias el Programa buscó desarrollar un modelo educativo informal que se basa en una ruta de experiencias científicas, incorporando el enfoque Ciencia, Tecnología, Sociedad y Ambiente (CTSA). Todo esto está articulado con la comunidad docente y científica en el trabajo de codiseño, implementación de prácticas pedagógicas, recursos y herramientas para que los niños y niñas puedan ir construyendo su propia experiencia, creando un ambiente de aprendizaje libre de estereotipos y sesgos de género”.