El Alcalde de la comuna de Chille Chico, Luperciano Muñoz González, está enfrentando un claro revés a una de las decisiones adoptadas cuando asumió el cargo a fines del mes de julio, específicamente en la desvinculación del trabajador y encargado de adquisiciones de la escuela básica de la ciudad del sol, Álvaro Velásquez Tempple, quien fue despedido por el edil bajo el artículo 161 del Código del Trabajo, que señala necesidad de la empresa, lo que según Contraloría “no se ajusta a derecho”.
Chile Chico.- “Afortunadamente me hice el tiempo, hice la presentación en tiempo y forma en la Contraloría y me acaban de contestar vía correo electrónico que, desde el 1 de enero del año 2019 no resulta aplicable para ningún asistente de la educación que trabaje bajo el alero de alguna Municipalidad, no resulta aplicable la desvinculación del artículo 161 del Código del Trabajo que es por necesidades de la empresa. Eso lo expusimos, se lo dijimos en su momento a sus asesores más cercanos del Alcalde, yo esperé que reaccionara, al parecer el hombre pensó que yo no iba a volver, que me iba a aburrir, pero gracias a Dios se hizo justicia y eso es lo que me han contestado a partir del día de hoy desde la Contraloría, lo que me tiene muy contento y también marca un precedente para todos los asistentes de la educación del país”, manifestó el trabajador.
Álvaro Velásquez, dijo también que el dictamen de Contraloría ordena su reincorporación y la cancelación de su remuneración por todo el tiempo que estuvo fuera de su labor.
“Obviamente me tienen que reincorporar, no habla de plazo, pero si está establecido en el oficio de que de la Municipalidad de Chile Chico debe adoptar las medidas necesarias para dejar sin efecto mi desvinculación y reincorporarme a mis funciones, pagarme en un acto administrativo todo el tiempo que yo estuve fuera separado de mis funciones y además respetar mi contrato en las mismas condiciones que estaba el último contrato que yo tuve. Tampoco puede pasar que me empiecen a mover para todos lados como está acostumbrado a hacerlo este caballero con otras personas, porque empieza a jugar con los puestos de trabajo, cosa que la gente se aburra, uno termina renunciando, pero eso ya sería materia de un menoscabo laboral”.
Con esta determinación de Contraloría, solo queda aplicar y Álvaro Velásquez cree que Alcalde Muñoz no va a pasar toda su gestión en demandas, ya que en su caso el fin es hacer su trabajo en bien de la educación pública de Chile Chico y en particular de la escuela.
“No creo que el (alcalde) quiera que nos pasemos toda su administración a punta de demandas, sino que, sea consecuente con su discurso de dejar trabajar a la gente tranquila. Así es que, ojala que ande todo en paz, yo no voy a volver a la Municipalidad a ser amigo de él, yo quiero hacer mi trabajo, yo quiero cumplir mi pega. Soy un comprador publico acreditado en compras, con más de 12 años de experiencia en adquisiciones, lo único que hago es hacer mi trabajo y me toque trabajar bajo su administración o cualquier otra, finalmente lo que yo hago es trabajar para que producto de aquello se beneficie la educación de un niño, que es lo que más importa”, indicó el trabajador.