El parlamentario solicitó que se cite al Consejo del salmón y al ministerio del Trabajo.

Valparaíso.- El senador David Sandoval solicitó citar a una sesión espacial al Consejo del Salmón y al ministerio del Trabajo, a fin de conocer en profundidad la situación laboral y condiciones en la que se desempeñan los armadores prestadores de servicios acuícolas en la región de Aysén.
Lo anterior, a fin de aclarar lo planteado por distintos armadores de la zona, quienes han señalado que el vínculo que establecen con algunas empresas es bajo la modalidad de “llamado”, lo que a juicio de Sandoval impide una proyección para los trabajadores.
El parlamentario planteó que sea la comisión de Pesca de la Cámara Alta, la instancia donde se conozca los antecedentes que puedan aportar tanto el consejo como la señalada cartera ministerial. “Ese sistema de llamado atenta contra cualquier intento de desarrollo de la acuicultura de manera seria, responsable y con proyección”, indicó.
Lo anterior fue conocido por el legislador en una reunión reciente con trabajadores del sector, quienes visibilizaron esta falta de certeza en sus labores, lo anterior debido a que funcionan solo por llamados informales, sin reconocimiento legal, y sin protección jurídica de sus derechos como legítimos trabajadores de la industria salmonera. “Por eso la sesión especial que yo pedí en la comisión de Pesca, porque no se están dando los cumplimientos a todas las cosas que los salmoneros debieran hacer. Los prestadores de Puerto Aysén me decían que tenían un sistema de contrato por llamado y no tienen un contrato con la industria y eso no puede hacer”, señaló.
“Esto no puede ser”, agregó Sandoval, recalcando que “detrás de cada barco hay tripulaciones, son seis o siete personas a las que hay que pagarles y si se contratan de manera pausada, no se hacen contratos definitivos”, insistiendo que ese armador no puede hacer inversiones para mejorar o aspirar a otra nave.
En esa línea, recalcó que la industria salmonera no vino a la región para trabajar un par de años, sino que vino para quedarse y recordó que se trata de la segunda actividad económica más importante del país. “Como muchas veces lo hemos dicho: queremos que a los salmoneros les vaya bien, pero que les vaya mucho mejor a las comunidades donde están insertas”, resaltó.
Finalmente, el representante de la región de Aysén en el Senado hizo un llamado a la industria a “hacer las cosas bien, con compromiso no solo con su producción, sino que también en las relaciones laborales con sus trabajadores, con los prestadores de servicios, con las comunidades”.