A muchos le provoca gracia esta discusión. Es un tema invisible que debemos elevar a un profundo debate por dignididad de muchas mujeres de nuestro país” aseveró.

Valparaíso.- Ambos parlamentarios presentarán una reforma constitucional con el objetivo de que se consagre la salud y la higiene menstrual, garantizando el acceso gratuito a insumos de gestión menstrual. Asimismo, el acceso a productos de anticoncepción.

El fondo del proyecto tiene a numerosas agrupaciones de mujeres que han expuesto las dificultades que tienen al momento de acceder a los insumos básicos de salud menstrual. Sobre todo en relación a los altos costos, lo cual ha sido corroborado por estudios de SERNAC. Por lo anterior, ambos Diputados impulsaron un proyecto de Ley para que se disponga la distribución gratuita de productos de higiene menstrual.

“Creemos que esta reforma constitucional contribuirá a mejorar la calidad de vida de las mujeres en edad reproductiva, y servirá de base para perfeccionar la educación y formación intelectual de los niños y adolescentes sobre esta materia”, complementaron.

Aracely Leuquén agregó que el “periodo menstrual es un proceso fisiológico que deben enfrentar las mujeres, y que pese a ser un proceso natural, es un tema que se ha mantenido en lo doméstico, evitando debatirlo en público por equivocados estigmas culturales, costumbres conservadoras o bajos niveles de información.

En nuestro país se estima que las mujeres destinan en promedio cuatro mil pesos mensuales para la compra de productos menstruales, por lo que el gasto anual se elevaría a 48 mil pesos. Por lo expuesto, se insta a abordar esta problemática sin complejos y sin prejuicios, tal como lo han hecho otras naciones alrededor del mundo que han promovido cambios en materias asociadas a la educación, provisión de productos a la población vulnerable y a la tributación.

El marco jurídico chileno guarda silencio en relación con esta temática, aunque se reconoce que los tratados internacionales son claros en orden a eliminar discriminaciones basadas en el género. Por ello, si bien la brecha salarial puede ser un argumento atendible para proponer la reducción o eliminación del impuesto a los productos menstruales y la distribución gratuita de estos artículos sanitarios a la población más vulnerable, son los principios de justicia, equidad y dignidad los que deben primar en esta medida.

Chile no cuenta con una política diferenciada en materia de impuestos que permitan disminuir o eliminar el gravamen de los productos menstruales, como se ha hecho en países como Australia, Canadá, Kenia, Uganda o Colombia, pero tampoco se dispone su distribución a personas vulnerables”.

La Diputada Leuquén finalizó diciendo que “a muchos le provoca gracia esta discusión. Es un tema invisible que debemos elevar a un profundo debate por dignididad de muchas mujeres de nuestro país”.