El Concejal de Cochrane, Miguel Aravena Torres, manifestó su preocupación y sorpresa por los malos olores que despide la planta de tratamiento de aguas servidas de la empresa Aguas Patagonia en Cochrane. Lo anterior dado que hace unos tres años, la empresa realizó una serie de mejoras en el recinto, inversiones que tenían por objeto modernizar las instalaciones y subir el estándar de operación de la misma, lo que redundó en una mejora ostensible de estas emisiones lo que fue valorado por la comunidad.

Por lo mismo, no se entiende que hace más de un mes, la planta este generando estos olores molestos para los vecinos, siendo la única explicación, que los operadores no estén cumpliendo adecuadamente ciertos protocolos, como el uso oportuno de reactivos biológicos, la limpieza de los filtros o la acumulación de residuos sólidos que no estén siendo retirados de la planta a tiempo.

Somos consientes, indica Aravena, que la operación de este tipo de plantas es una tarea compleja y que las sustancias odorizantes asociadas a restos orgánicos biológicos, son altamente volátiles y que provienen principalmente de la degradación bacteriana de proteínas, grasas y carbohidratos, que son los que generan estos malos olores, junto a gases inorgánicos reactivos como el amoníaco y sulfuros (H2S), los que son percibidos con mayor intensidad por la población adyacente o cercana a la planta de tratamiento.

No obstante, es la empresa la que debe procurar la mitigación de olores y/o vectores a través de un adecuado manejo, reduciendo al máximo las externalidades negativas en su operación, circunstancias que deben prevenirse de acuerdo a las instrucciones emanadas desde la Superintendencia de Servicios Sanitarios, SISS. No obstante si se producen dichas externalidades, el titular debe contar con un plan de contingencia adecuado para su subsanación.

Finalmente, Aravena espera que la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) actúe de oficio ante esta denuncia y su vez, la empresa Aguas Patagonia realice una fiscalización e investigación interna para indagar si hay malas prácticas en la operación de esta planta de tratamiento de aguas residuales.