Este fin de semana la Agrupación de Ciegos de la Patagonia realizó una intervención urbana en el marco del Día Mundial de Bastón Blanco, elemento clave para dar independencia y autonomía para las personas con discapacidad visual. El objetivo de la instancia fue hacerles entrega a dos nuevos socios de la organización un nuevo dispositivo adaptado a su estatura, además de entregar un díptico a los transeúntes con información clave para ayudar a sus pares con problemas de visión.

Hasta el lugar llegaron parte de los 30 socios que conforman la agrupación y la Directora Regional del Servicio Nacional de la Discapacidad Karina Riquelme, con quien entregaron la información disponible a las personas que transitaban, como también invitarlas a circular por la céntrica arteria vendadas y que sólo se guiaran con un bastón blanco para que, de esta manera, se situaran por algunos minutos en el lugar de la comunidad ciega.

“Estamos acá por el ‘Día Mundial del Bastón Blanco’ que es un elemento primordial, sin él no podríamos salir a la calle, no seríamos independientes ni autónomos. Lo que buscamos es tener un stock de bastones de todas las medidas, porque a Coyhaique sólo llegan en tamaño estándar, y éstos dependen de la estatura de cada persona”, explicó Cristina Barrientos, presidenta de Acipa (Agrupación de Ciegos de la Patagonia).

Para Karina Riquelme, Directora Regional del Servicio Nacional de la Discapacidad, “es importante estar aquí porque la gente no se imagina el desafío que implica desenvolverse a diario para una persona y creo que es muy importante la invitación que se está haciendo a la comunidad para que ellos, por algunos momentos, puedan sentir el estar en el centro de la ciudad, sólo guiándose por un bastón y la dificultad que esto implica, más aún cuando no hay solidaridad por parte de la sociedad”.

Desde Acipa agradecieron el aporte de la empresa privada en los aportes recibidos, específicamente de los supermercados El Arriero e Hiperpatagónico, que donaron bastones blancos.

También, dentro de las actividades dispuestas, se realizó una cena a oscuras, donde 30 comensales tuvieron que desenvolverse en esas condiciones, en la que participó el equipo regional de Senadis entre otras personas.