Una vez más la “Ciudad del Sol” quedó sin conectividad lacustre, por falla de barcaza La Pilchero.

Coyhaique.- La conectividad en la región de Aysén sigue siendo una deuda pendiente del Estado con los habitantes de las comunidades de la Patagonia chilena. Al rodado que se produjo en Murta y que dejó aislado al sector sur por cuatro días, se suman los problemas de conectividad lacustre en el Lago Chelenko, que dejó a más de 50 pasajeros sin poder cruzar hacia Chile Chico este domingo. “Es hora de que el gobierno escuche a la comunidad y dejé de tratar a los habitantes de Aysén como ciudadanos de segunda o tercera clase. Todos les advirtieron a las autoridades que La Pilchero, con medio siglo de funcionamiento, podía fallar si se sobre exigía. Acá hay que hacer urgentemente gestiones binacionales para lograr habilitar la conexión a través de Argentina, junto con declarar el estado de emergencia, que permita liberar recursos fiscales para la comuna”, subrayó Juan Catalán, candidato a diputado por el pacto Apruebo Dignidad.
El también militante del Partido Comunista agregó que “a mediano plazo hay que buscar soluciones dignas que permitan una mayor frecuencia y mejor servicio de transporte a través del lago, por ejemplo, hay quienes proponen construir un catamarán para el transporte de pasajeros, hay que evaluar las mejores alternativas y para ello es crucial que la comunidad de Chile Chico y sus autoridades locales, sean escuchadas por el gobierno”.
Cabe señalar que la barcaza La Pilchero habría presentado “un problema de acople en el motor a babor”, según lo explicado por la empresa que opera la nave y replicado por el Seremi de Transportes, Fabián Rojas.