Esta temporada turística esta casi pérdida. Aysén al igual que Magallanes necesita un protocolo excepcional que permita no matar una actividad en crecimiento y muy reactivadora.

Aysen.- Magallanes tiene su protocolo excepcional, mientras Aysén sigue mirando desde lejos como muere la industria gradualmente y se pierde la temporada.

La parlamentaria concuerda con la Federación de Empresas de Turismo (Fedetur), respecto al ingreso de turistas extranjeros a Chile, asegurándo que es un proceso “engorroso y complejo”.

Leuquén recordo que “a partir del 1 de noviembre se permitió la reducción de cuarentenas con la presentación de un PCR negativo, lo que abre una posibilidad de reactivar el turismo receptivo, ya que con cinco días de cuarentena los turistas no nos visitarían”, indicó.

Enfatizó que “todas las actividades productivas deben convivir con los efectos de la pandemia, y no podemos permitir que esta crisis sanitaria siga golpeándonos en lo económico. Estamos avanzando, pero el proceso de homologación de vacunas contra el COVID-19 a la llegada el país es desastrozo, y somos el unico país que exige este procedimiento que demora entre 30 y 60 dias. Plazos que obligan a que los turistas extranjeros elijan otros destinos como Argentina.

El Estado esta transgrediendo la libertad económica del sector turismo que alberga a gran número de trabajadores y prestadores de servicios.

Hago un llamado a las autoridades sectoriales de Salud y Economía a mejorar las medidas con criterio. Magallanes tiene su protocolo excepcional, mientras Aysén sigue mirando desde lejos como muere la industria gradualmente y se pierde la temporada.

Insistire al Ministro de Salud respecto al negativo impacto de estas medidas”, concluyó.