Esperan que la titular de Educación en la región de Aysén, fiscalice y aborde las problemáticas que ha enfrentado la empresa Hendaya en todo el territorio.

Chile Chico.- El mes de marzo fue sin duda complejo para el sistema de alimentación escolar en la región, lo que está en manos de la empresa Hendaya, a quien han apuntado los dardos las propias manipuladoras de alimentos y las distintas autoridades.
Recordar que tras la manifestación protagonizada por todas las trabajadoras que entregan las colaciones a los niños, niñas y adolescentes de los colegios, la empresa que se adjudicó el servicio, aseguró que todos los problemas, principalmente de abastecimiento, se subsanarían.
Sin embargo, hasta hace muy poco hubo establecimientos, que, por falta de algunos productos, debieron entregar colaciones frías y en algunos recintos, debido a que no llegó todo lo necesario, las manipuladoras o el mismo colegio debió suplir la falta de productos para que los niños tengan su alimento.
Al parecer esta problemática, se acentuó aún más en la zona sur de la región de Aysén, específicamente en algunas localidades de la comuna de Chile Chico. Es por ello que, la Consejera Regional de la provincia General Carrera, Paulina Hernández, cree que, al no entregarse la debida alimentación a los y las estudiantes, se estarían vulnerando sus derechos.
“Si bien es cierto, esta es una situación que atañe a una empresa que se adjudica la alimentación de los alumnos y alumnas que asisten a los establecimientos educacionales de la región de Aysén, también hay una problemática que es más de fondo y que toca la vulneración de los derechos de los niños, cuando hablamos que no se les entrega una correcta alimentación y más aún una dieta balanceada acorde a la etapa en la cual se encuentra cada uno de los niños, niñas y adolescentes, de los distintos establecimientos. Entonces, cuando rayamos en estos términos, la situación se pone aún más preocupante, considerando que, quizás en algunos casos, es la ración de alimento más segura y única que tienen en todo el día”.
Después de haber conversado con padres, apoderados, manipuladoras de alimentos y algunos vecinos, la Consejera Regional, Paulina Hernández, decidió oficiar a la Seremi de Educación, Isabel Garrido.
“A solicitud de las manipuladoras y atendiendo a toda esta contingencia, haciendo saber también a la Seremi de que, esto también está ocurriendo en la comuna de Chile Chico y que igualmente está afectando, quizás doblemente, a los niños de estos lugares, localidades que son más apartadas. Hace ya un par de semanas, estamos bordeando las temperaturas bajo cero, esto significa que, yo al momento de ingresar a tomar desayuno, siendo un niño de 8, 7 años, tengo que tomarme un yogurt, un desayuno frio, considerando la escarcha que hay en el ambiente. Entonces, todas esas situaciones que se están presentando, porque no tienen como cubrir un desayuno, que otorgue la caloría necesaria y suficiente para que ese niño este bien, es preocupante”.
La manipuladora de alimentos de la escuela G – 45 de Puerto Bertrand, Frosinia Villegas, relató los problemas que han debido enfrentar con las colaciones de los niños y niñas, describiendo, además, lo acontecido últimamente.
“Porque esto, realmente nos complica, prácticamente a veces hacemos milagros. A mí, por ejemplo, me tocó darles a mis niños, puro yogurt en las mañanas, todos los días de lunes a viernes. Llegó al punto de que un niño me dice, tía ¿no nos hará mal comer tantas cosas frías en la mañana?, a lo cual, yo le dije, lo siento hijito es lo que hay, no tenemos más cositas para el desayuno. Pero, son explicaciones que, a un niño o una niña, uno lamentablemente les da, pero ellos no entienden, es como que yo les dijera, niños hoy no va a haber comida porque la empresa no me manda comida. Entonces, aquí, por ejemplo, en Puerto Bertrand hace mucho frio, tener que estar dándole algo frio a los niños durante una semana, para mi realmente, es una pena”.
Preocupada por lo que ha ocurrido, Frosinia Villegas, se sumó a lo señalado por la Consejera Hernández y ofició a la Seremi de Educación, esperanzada en que se lleven a cabo las fiscalizaciones, que me mejoren lo ya ocurrido. Informando además que, hace muy pocos días llegó camión con todo el abastecimiento, pero ya habría algunos inconvenientes.
“Gracias a Dios llegó camión, me trajeron todos los abarrotes, pero el 29 de marzo me llegó toda la fruta y verdura para la semana del 4 al 8 de abril, entonces, como se pueden imaginar, es algo realmente absurdo, ya que, cuando me toque la verdura del miércoles, jueves o viernes, va a estar todo podrido y no es primera vez que pasa. Realmente estamos cojeando, como digo, me llegó todo el abarrote, pero en lo que es fruta y verdura, seguimos con problemas y la verdad es que eso es como la materia prima con la que le cocinamos a los niños. Yo no puedo llegar el día martes, miércoles, viernes, agarrar y botar toda mi fruta y verdura, para la próxima semana, por ejemplo, no va a haber fruta y verdura, ese es el tema”.
Tanto la Consejera Regional, Paulina Hernández, como la manipuladora de alimentos, Frosinia Villegas, concordaron en que las autoridades pertinentes deben realizar su labor fiscalizadora en bien de los niños, niñas y adolescentes que, junto al derecho a la educación, está el derecho a la alimentación, adecuada y sin inconvenientes, como hasta hace poco no había ocurrido en gran parte de la región de Aysén.