Entre pandemia y manifestaciones, también aparecen historias que tocan llegan al alma y poner a prueba la solidaridad, amor y generosidad por el prójimo. Es el caso del pequeño Mateo, un bebé que recién cumplirá un mes de vida y que incluso antes de nacer ya vivía sus primeros días en medio de recintos de salud.
Aysen.- Su padre, Rodrigo, es nacido y criado en la región, del sector de Lago Pólux y cuenta que ha sido un camino muy difícil, triste, pero con la esperanza de que saldrán junto a su pequeño bebe adelante. Además, cuenta algo de la historia junto a Mateo, hoy que se encuentran por motivos de trabajo en la Serena, pero hace poco el niño y su mamá debió viajar a Santiago en forma urgente, relató.
“Mi bebito nació el 14 de septiembre, nació acá en la Serena y en seguida los ingresaron a la UCI critico porque nació con síndrome de down y tiene una cardiopatía, tiene una mal formación en su corazón, el que no envía suficiente oxigeno con sangre al resto de su cuerpo y a raíz de eso, le están fallando otros órganos. Se fue en calidad de urgencia a Santiago, al hospital Roberto del Rio con su mamá, porque le habían detectado una pre leucemia, el tratamiento era una quimioterapia”.
Tal como lo expone Rodrigo, los pocos días que lleva en este mundo el pequeño Mateo, han sido muy complejos, “esto ha sido bastante difícil, desde el momento que mi señora quedo embarazada, en la semana 12 le detectaron que el bebito traía una malformación en su corazón, en ese tiempo vivíamos en Temuco y en un consultorio x, le dijeron a mi señora que se hiciera una amniocentesis, pero eso no se pudo hacer por el tema de la pandemia. Ahí igual le dijeron que si ese examen salía malo, ella se podía acoger a la ley de aborto, pero uno quiere tener un hijo, traer un hijo al mundo para que él viva y se desarrolle y no para realizar un aborto. Así es que, nosotros decidimos avanzar con el embarazo, hasta donde el bebito resista”.
Después de esto, Francisco y su señora se van a vivir y a trabajar a la Serena, “no pudimos hacer el examen, así es que, nos fuimos con la incertidumbre que era lo que tenía el bebé, que otras complicaciones tenia. En el mes ocho de embarazo, en la Serena nos llaman y nos dicen que si se podía hacer la amniocentesis, como habían pocos casos de Covid – 19. El resultado se demoró como un mes, una semana antes de que nazca Mateo nos dan el resultado de que el bebé si tenía compatibilidad con la vida, pero que venía con trisomía 21, que es síndrome de down, eso no nos importa a nosotros, los niños con síndrome de down son los más hermosos del mundo. Pero si tiene una cardiopatía, que tiene que ser operada en el mes de diciembre en la ciudad de Santiago”.
Al ser Rodrigo oriundo de la región de Aysén, su madre y familiares quisieron colaborar sobre todo desde el punto de vista económico. Es de esta forma que, confeccionaron una rifa con interesantes premios, la que ha recorridos las redes sociales y la ayuda ha llegado desde los puntos más inesperados del mundo.
“A raíz de esto, mi familia en Coyhaique, bueno yo soy nacido y criado en Lago Polux, mi mamá con otros amigos se organizaron y me dijeron un día que querían organizar una rifa para mí y mi señora para ayudarnos en lo que se pueda. Yo le dije a mi mamá que para mí es difícil ahora pensar en una rifa, organizar algo, porque tengo la cabeza en otra parte, ando pensando en mi hijo, como voy a salir adelante con él, de donde voy a sacar los recursos y uno como que se encierra y no sabe qué hacer, piensas que nadie te va ayudar. Así es que bueno, mi mamá organizó la rifa, la editaron, la enviaron y gracias a eso la rifa se masificó tanto que gente que no conozco se pusieron la mano en el corazón y nos están ayudando”.
La colaboración ha llegado desde distintas zonas del país y del mundo. La rifa en beneficio del pequeño Mateo y sus padres tiene 18 premios, desde dinero en efectivo, leña, ovejas, joyas y mucho más. El numero vale mil pesos y se pueden contactar al WhatsApp +56944526291. El sorteo será el día 19 de diciembre a las 17 horas.