En Chile, cada año son diagnosticadas 4.000 mujeres por Cáncer de Mama y fallecen alrededor de 1.400 durante el mismo período, lo que convierte a esta enfermedad como la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres de nuestro país. Con la llegada del COVID 19 a nuestro país los exámenes preventivos contra el cáncer de mama bajaron en un 80% en centros públicos y privados, por el miedo a exponerse al contagio.

Por eso con el objetivo de fomentar el cuidado y la detección precoz del cáncer, Fundación PRODEMU -perteneciente a la Red de Fundaciones de la Presidencia- firmó un convenio con Fundación Arturo López Pérez (FALP) para trabajar en conjunto con mujeres de ambas instituciones en la prevención del cáncer. Para eso la fundación PRODEMU realizará talleres digitales a una población de hasta 200 pacientes de FALP, entregándoles celulares inteligentes con conectividad por 18 meses a través de los cuales podrán acceder a formación en herramientas digitales y capacitaciones en manejo de redes sociales para sus diferentes usos.

La entrega de estos equipos se enmarca en el programa de PRODEMU “La Ruta del Empoderamiento Digital”, a través de la cual la fundación ha capacitado a 3.300 mujeres en herramientas digitales para usos sociales y económicos. Esta vez, gracias a la alianza con FALP, la formación consistirá en una campaña educativa digital encabezada por FALP, que busca concientizar sobre la importancia de la prevención y detección precoz del cáncer, junto a hábitos de vida saludable.

Lo anterior, considerando que el hallazgo temprano del cáncer de mama, sin compromiso de ganglios, eleva el porcentaje de recuperación sobre el 95%. En consecuencia, es fundamental crear conciencia en la población femenina de consultar y realizar su mamografía en forma periódica.

Para la directora nacional de PRODEMU Paola Diez, “esta alianza nos permitirá entregar contenidos educativos sobre el cáncer a las mujeres, en un contexto donde muchas mujeres no quieren salir a centro médicos por miedo al contagio. Como mujeres, tenemos que tener estrategias de autocuidado con nuestro cuerpo y no sólo cuidar a otros, que es lo que históricamente hacemos. Sólo así podremos prevenir enfermedades asociadas al cáncer de mama”.

Por su parte, Marlene Julio, directora regional de PRODEMU en Aysén, valoró esta iniciativa y agregó “a través de la Ruta de Empoderamiento Digital de PRODEMU, se aumenta sin lugar a dudas el alcance, llegando a más mujeres a lo largo de Chile con educación y prevención en temas de cáncer, que es lo busca esta alianza colaborativa. En nuestra región, entre los cánceres más prevalentes en las mujeres se encuentra el de mama, un dato preocupante para las familias ayseninas, donde por esta misma razón la detección temprana toma una mayor importancia. Cuando una mujer es diagnosticada con cáncer el impacto psicológico y social no solo lo vive ella sino también su familia. Es esencial que la mujer aprenda sobre autocuidado y se convierta en un agente replicador de salud para su comunidad”.