Intenso ha sido el despliegue que ha tenido la primera autoridad comunal de Aysén desde su asunción para revisar el estado en el que se encuentra operativo el accionar municipal en todo el territorio. Es así como, como reunidos con los dirigentes vecinales y la delegada municipal, el alcalde Julio Uribe Alvarado, expresó su preocupación por la situación que llevan advirtiendo los habitantes de Villa Mañihuales, respecto a la disponibilidad de tierras para enterrar a sus deudos en la localidad. Situación que hoy reviste un inminente problema de salud pública y que se está repitiendo tanto en Puerto Aysén e Islas Huichas.

Al respecto, el líder comunal mencionó que “los tres cementerios de la comuna están colapsados, no hay espacios para más difuntos y es una gran preocupación del municipio y de esta administración el poder regular y generar los espacios para que no tengamos problemas. En eso estamos, trabajando en los tres diferentes proyectos. Hoy en Villa Mañihuales, hemos visitado a vecinos propietarios de los terrenos colindantes como para poder adquirir algún espacio de los vecinos”.

A renglón seguido, destacó que el equipo municipal se encuentra trabajando en la posibilidad de generar nichos para enfrentar este escenario. La autoridad fue enfática en señalar que esto es algo de preocupación para la administración que encabeza puesto que “este es un tema social, de salud pública y del sentimiento de las personas” y por ello, se buscará resolverlo a la brevedad.

Finalmente, Claudio Cabezas, presidente de la Junta de Vecinos del sector centro de Villa Mañihuales, explicó que esta situación ya ha sido expuesta a los alcaldes anteriores para revisar las alternativas que lleven a optimizar los sitios existentes, “pero una vez más, con esta nueva autoridad estamos planteando ojalá una solución definitiva para poder abordar este tema porque va a llegar un punto en que como mañihualinos no vamos a querer llevar a nuestros deudos a ser sepultadas en otras localidades”, puntualizó el dirigente social.