A principios de los 2000 todavía era muy pronto para hablar de la televisión digital. Sin embargo, esa fue la década que marcó el inicio de lo que serían los servicios actuales como, por ejemplo, la posibilidad de ver cualquier canal en un celular a través de una aplicación móvil.

La televisión digital es un sistema de transmisión y recepción de video y audio que emplea un conjunto de tecnologías basadas en código binario. Este método viene reemplazando de a poco a la TV analógica, que utiliza impulsos eléctricos para transmitir los contenidos audiovisuales a través de bandas VHF y UHF.

Claro que aún le queda camino por recorrer a la TV digital, ya que el estándar anterior continúa vigente. Sin embargo, no falta mucho para que la televisión analógica quede obsoleta. Mientras tanto, es una buena idea entender mejor de qué se trata este sistema.

 

Así funciona la TV digital

La señal de televisión pasa por un proceso de transformación antes de llegar a las pantallas. En este caso en particular, en vez de viajar por impulsos, la información se convierte en una secuencia de ceros y unos.

Para que este sistema funcione, el audio y el video se transforman en datos que viajan a través de una red de cables, antenas digitales o señales satelitales. Luego es decodificada nuevamente para volver a su estado inicial.

A diferencia de la señal analógica, este método requiere un decodificador de TV que se ocupa de procesar la información. El aparato maneja una gran cantidad de datos comprimidos, dando como resultado una mejor calidad de imagen.

Características

Las diferencias entre el método analógico y la TV digital en Chile y en el mundo se basan en aspectos técnicos. Lo que caracteriza a esta nueva forma de mirar la televisión es lo siguiente:

  • Compatibilidad con diferentes resoluciones. La imagen es recibida en diferentes tamaños, siendo la más baja de 720×480 píxeles, hasta llegar a la alta definición de 1920×1080 (Full HD) o 3840×2160 (Ultra HD), dependiendo de las capacidades del televisor que recibe la información.
  • Transmisiones simultáneas. Permite disfrutar de eventos en vivo o en diferido por un mismo canal y en diferentes dispositivos.
  • Interactividad. Esto hace referencia particularmente a la posibilidad que tiene la audiencia de interactuar en tiempo real con el estudio de televisión, ya que la transmisión digital de contenido habilita el intercambio entre los consumidores y los productores de contenido.

Tipos de TV digital

A diferencia de la televisión analógica, que transmite la información a través de ondas similares a las radiales, la TV digital cuenta con varios tipos de difusión:

  • Televisión digital terrestre: hace referencia a la aplicación de la tecnología digital a la señal abierta. Se transmite a través de frecuencias de 700 Hz que son recibidas por antenas UHF. Es la tecnología empleada por la televisión abierta.
  • Satelital: tal como indica su nombre, es la señal de televisión transmitida mediante el uso de antenas satelitales. La información, que es recibida por otra antena, pasa por un decodificador y luego llega al televisor.
  • Protocolo de televisión IP: en este caso la señal de TV viaja usando el servicio ADSL. Se caracteriza por ofrecer canales a la carta y otorgar la posibilidad de transmitir contenidos interactivos.
  • Por cable: en este caso se hace uso de cables coaxial para la transmisión de la señal. Su ventaja es que proporciona una mejor calidad de video.

Cómo tener TV digital en casa

Si bien existen diferentes tipos de televisión digital, incluso si es señal abierta, la manera más práctica o segura de disfrutar de todas las bondades de este tipo de sistema es contratando a proveedores dedicados a ofrecer servicios de Internet.

Estas empresas han desarrollado y aprovechado esta tecnología para ampliar las opciones a sus clientes. Muchas, de hecho, cuentan con un amplio catálogo de canales nacionales e internacionales, así como señales premium para elevar la experiencia del entretenimiento.

Por otra parte, es una alternativa que permite sacar mayor provecho a los televisores de última generación.