Esta semana se conoció la decisión del máximo Tribunal de nuestro país, que acogió el recurso de protección interpuesto por la familia de los mineros Jorge Sánchez Martínez y Enrique Ojeda González, desaparecidos en la mina Delia 2 en Chile Chico y ordenó a la empresa minera Cerro Bayo y al Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) y a la Intendencia Regional de Aysén, continuar con las labores de búsqueda de estos trabajadores atrapados en el yacimiento.
Aysen.- El abogado de las familias de ambos mineros, Francisco Paredes, se refirió a este dictamen, “lo más importante de este fallo es que se estableció que la paralización de las labores de búsqueda por parte de la empresa fue un acto ilegal y que la paralización de las labores de búsqueda de parte de Sernageomin junto a la Intendencia Regional también fue un acto que calificó de arbitrario, porque no tenía ninguna justificación la paralización a julio del año 2017, lo dejó muy claro el fallo de la Corte Suprema”.
Paredes, añadió que ahora analizará junto a las familias de los mineros, si es pertinente o no continuar con las labores de búsqueda.
“Esta es una conversación que tenemos que tener con la familia, ya que se han cumplido nueve meses de ocurrido el accidente y vamos a evaluar en conjunto el fallo y ver cuál es el camino que vamos a seguir. Hay que ver si a estas alturas es conveniente o no efectuar labores de búsqueda, porque también existen ciertos peligros asociados a esas labores y nosotros no queremos ser los causantes de otro accidente fatal”.
El abogado de las familias de los dos mineros desaparecidos al interior de las instalaciones de la Minera Cerro Bayo, dijo también que, lo que no quieren es que se revictimice a las familias, si se decide reiniciar la búsqueda.
“Esto todavía tiene que llegar a la Corte de Apelaciones de Coyhaique, y tienen que ser notificados los recurridos Sernageomin y la Intendencia Regional, luego de eso tomaremos una decisión en conjunto a la familia. Decir además que, lo que lo que no queremos es que esto se transforme en una revictimización para la familia, han sufrido demasiado y embarcarlos en una búsqueda que no tenga resultados a estas alturas, puede generar aún más dolor del que ya han sufrido y me parece que no es conveniente”, puntualizó Francisco Paredes.