Un total de 48 personas detenidas por múltiples hechos, fue el resultado del sexto servicio de ronda extraordinaria efectuado a nivel nacional por Carabineros de Chile, el cual fue replicado en la Región de Aysén, cuyas cifras y alcances fueron dados a conocer en dependencias de la 1ra. Comisaría de Coyhaique por la Intendenta Regional Geoconda Navarrete Arratia junto al General Rodrigo Herrera Torres, Jefe de la XI Zona de Carabineros Aysén y el Gobernador Provincial de Coyhaique, Pablo Galilea Carrillo.
Aysen.- Dicha iniciativa -indicó la Intendenta Geoconda Navarrete- está orientada a incrementar los niveles de seguridad fue coordinada a través del Ministerio del Interior y Seguridad Pública.
“Esto busca dar garantías y tranquilidad a la población de que aparte de los trabajos normales que realiza Carabineros en términos de seguridad, prevención y controles, se realizan igualmente estas rondas donde se dispone una mayor cantidad de funcionarios en terreno y se efectúa una mayor cantidad de fiscalizaciones”, expresó la autoridad.
Por su parte el General Rodrigo Herrera Torres, Jefe de la XI Zona de Carabineros Aysén detalló que del total de detenidos, 29 corresponden a delitos flagrantes, en tanto que 14 pasaron a la audiencia de control de detención y otras 14 personas fueron aprehendidas por mantener órdenes de detención pendiente.
“En regiones tuvimos 2.600 detenidos y 1.300 en la región Metropolitana. Hay un refuerzo de los servicios extraordinarios (…) en beneficio de la prevención y dar las garantías que requieren nuestros ciudadanos en materias de seguridad”, precisó.
Tras el desarrollo del servicio se efectuaron 3.641 controles, de los cuales 506 corresponden a identidad, 2.179 son controles vehiculares, 366 fiscalizaciones a locales de alcoholes, 452 controles locales comerciales, 55 controles a entidades bancarias y 83 correspondientes a seguridad privada.
Asimismo el Gobernador de la Provincia de Coyhaique, Pablo Galilea Carrillo, se sumó al servicio participando in situ en el despliegue operativo.
“Esto fue el objetivo de conocer los protocolos, demostrar el interés del Gobierno en un trabajo conjunto con las policías, para poder combatir la delincuencia. Las fiscalizaciones que se realizaron ayer (…) dice relación con la Ley de Tránsito y fiscalización a la Ley de Alcoholes y ello es positivo para en un trabajo conjunto entre la policía y el Gobierno -podamos en el tiempo- demostrar cifras de disminución de la delincuencia”, precisó.
Al término del servicio de ronda extraordinaria, se cursó un total de 148 infracciones, de las cuales ocho son por ebriedad, 25 por ingerir licor en la vía pública, dos por ruidos molestos, 108 infracciones al tránsito y tres por seguridad privada, entre otras.
Carabineros reiteró el llamado a la comunidad a denunciar de manera oportuna la ocurrencia de delitos a través del nivel de emergencias 133 o bien al número del cuadrante correspondiente a su domicilio.