Se han desarrollado reuniones con Barrios Comerciales de Coyhaique y Consejo Asesor, y se están agendado otras con trabajadores, organizaciones vecinales, deportivas y magisterio, focalizadas en autocuidado y control ciudadano en eventos críticos.

Luego que el Ministerio de Salud decretara una Alerta Sanitaria Ambiental por MP 2,5 para Coyhaique, con la finalidad de adoptar mayores medidas que permitan prevenir y mitigar patologías invernales, la Seremi de salud se encuentra desarrollando una serie de encuentros ciudadanos para informar y sumar esfuerzos en esta cruzada contra la contaminación ambiental.

“Estamos tratando de sensibilizar e impregnar a cada uno de los líderes que convocan este Consejo Consultivo,  principalmente para transmitirles en concepto de Alerta Sanitaria, lo que implican las facultades y atribuciones que le otorga a la Seremi de Salud, y las medidas de mitigación y preventivas que vamos a tener que enfrentar en cada uno de los episodios críticos que vamos a tener durante la Alerta Sanitaria”, destacó la Seremi de Salud, Alejandra Valdebenito Torres, en una de las reuniones.

Víctor Soto Guzmán, de la Unión Nacional de Pensionados Coyhaique y miembro del Consejo Asesor de Salud, afirmó que el actuar ciudadano sobre la contaminación “se tiene que hacer muy informado, con datos, estadísticas, con un desarrollo de lo que ha sido la contaminación en el último tiempo en Coyhaique”.

Por su parte, Miriam Navarro Cárdenas, de la Junta de Vecinos Los Álamos Unidad N°4, se refirió al desafío que viene: “Es un problema bastante complicado para la salud de las personas, trabajar en conjunto viendo el tema desde la perspectiva de la población y ver como en conjunto podemos descontaminar la ciudad”.

El Decreto publicado por el Ministerio de Salud entregó facultades especiales a la Seremi de Salud para prohibir el funcionamiento de fuentes fijas de contaminación, sean industriales, colectivas o particulares. En este sentido, en Coyhaique para periodos de Pre-Emergencia y Emergencia se prohibió el uso chimeneas de quinchos, el uso de calderas a leña en locales comerciales las 24 horas del día y el uso de más de un artefacto a leña por vivienda sin