Con una repleta capilla la comunidad de Santa Teresita de Los Andes de Balmaceda celebró su fiesta patronal y la incorporación a la Iglesia a través del sacramento del bautismo de 19 patagones —adultos, niños y bebés—, en compañía del Obispo del Vicariato Apostólico de Aysén, Luis Infanti.

En el singular marco del mural de coloridas “flores” que cubre todo el exterior e interior de las paredes de la capilla Santa Teresita de Los Andes de Balmaceda, se vivió con mucha participación y alegría esta fiesta patronal y celebración de 19 bautizos.

“Como encargada de la comunidad —dijo Olga Barros— estoy fascinada porque tuvimos una semana previa de encuentros de pre-baustismal y nadie faltó, y lo que más me gustó es que se acercó mucha juventud y adultos. Esta ceremonia fue maravillosa, y por eso la hicimos coincidir con la fiesta de nuestra patrona, Santa Teresita de Los Andes”.

El rango de edad de los bautizados fue muy diverso. Juan Morales y Susana Maripán de Tortel, con su pequeño Juan José en brazos, fueron co-protagonistas de la fiesta. “Sentimos mucha felicidad —compartió Juan. No habíamos podido juntarnos con los padrinos que viven en Balmaceda y ahora se dio la posibilidad de este momento y estamos muy contentos”. Susana, resumió la emoción vivida con la siguiente frase: “como católicos y creyentes queríamos bautizar a nuestro hijo, y ahora hay seguir siendo familia”.

Daiana Quipildor de Balmaceda, una bautizada adulta, también compartió su impresión al recibir el sacramento. “Siento mucho amor y estoy completamente complacida con este momento. Era algo que esperaba y que me tiene súper feliz. También estoy contenta por toda la comunidad que asistió y ojalá que siga siendo así, con mucha presencia”, precisó.

Tras la eucaristía la comunidad compartió fraternalmente algunos alimentos, e invitó a todas las familias presentes a volver, acordarse de los compromisos e incorporase a los servicios y tareas que como cristianos católicos se ofrecen habitualmente al pueblo de Balmaceda.