A casi cinco meses de ser inaugurada la Unidad de Cuidados Intermedios Pediátricos del Hospital Regional Coyhaique (UTIP), a mediados de febrero se integró al staff de especialistas del principal centro hospitalario de la región de Aysén el doctor Rubén Miranda, intensivista pediátrico con más de 25 años de experiencia en la salud pública.

Procedente de la ciudad de la región del Bíobío, el profesional cursó sus estudios de Medicina y posteriormente su especialización en la Universidad de Concepción, desempeñándose en una serie de recintos hospitalarios tanto en localidades urbanas como rurales, tales como San Carlos, San Fabián de Alico, Talcahuano y Concepción, entre otros.

“Estamos muy contentos de cumplir lo que ya habíamos anunciado hace unos meses. Nuestro objetivo es que el Dr. Rubén Miranda se haga cargo como jefe técnico de la UTIP, lo que nos permitirá contar con la experiencia y la solvencia necesaria de un médico especialista de la más alta calidad y prestigio profesional, en una unidad de alto nivel de exigencia resolutiva y clínica”, sostuvo el director del HRC, Jaime López Quintana.

El director del HRC destacó que el especialista cuenta con una vasta trayectoria, la que incluye la formación de la Unidad de Paciente Crítico Pediátrico (UPC) del Hospital Las Higueras de Talcahuano, por lo que su aporte en materia de gestión clínica será clave para la naciente unidad del Hospital Coyhaique.

Por su parte, el Dr. Miranda indicó que desde sus primeros años como médico general de zona se interesó por la Pediatría, especializándose finalmente en Medicina Intensiva del Niño.

“Cuando llegó la hora de elegir alguna especialidad, la verdad es que no tuve dudas en decidirme por Pediatría. Durante mi etapa de especialización fui tomando conocimiento de lo que son los cuidados intensivos y el tipo de trabajo que aquí se realiza me motivó a seguir en esa área”, relata el profesional.

Fue justamente la idea de ser un aporte a la comunidad regional y ser parte activa en la formación de la futura UPC Pediátrica la que atrajo al especialista, quien tras enterarse de lo acontecido durante el año 2017 en la región de Aysén con el brote del virus respiratorio sincicial (VRS) que afectó a decenas de niños, visitó el Hospital Coyahique para conocer la realidad local.

“Estaba cumpliendo un ciclo en el Hospital Las Higueras: ya habíamos echado a andar la UPC Pediátrica, y estaba funcionando todo en regla. Sentí que era el tiempo de moverme a otro lado, vine a conocer la zona, conversé con algunos colegas y directivos y me interesé más todavía. Entusiasmé a mi familia y nos vinimos”, cuenta el Dr. Miranda.

En relación a su aporte en la futura UPC Pediátrica del Hospital Regional, el médico explicó que la creación de una unidad de esta magnitud demora como mínimo cinco años en consolidarse, por lo que es fundamental no sólo contar con las voluntades políticas para lograrlo, sino también con el apoyo y participación de la comunidad.

“Es importante que este objetivo y este esfuerzo que nos hemos propuesto como institución, como equipo pediátrico y personalmente, sean acompañados por las voluntades políticas de la región y por la comunidad, que son factores que influyen en que un proyecto pueda salir más rápido”, afirmó el intensivista pediátrico, agregando que “está el compromiso de los directivos del HRC y del Ministerio de Salud. Esperemos que se puedan materializar luego”.