Puerto Aysen.- Hasta la Fiscalía local de Puerto Aysén llegó el antecedente de un sujeto, que tendría sus facultades mentales perturbadas y que habría intentado atacar con un hacha a un funcionario de Carabineros. Tal como lo informó, el fiscal jefe de la ciudad, Néstor Gómez.

“Vecinos llamaron a Carabineros producto de unos desordenes que estaba provocando un individuo, a las afueras de su domicilio. Carabineros llegó para controlar la situación y en un momento determinado, fue amenazado un funcionario con un hacha. Ante eso, intervino su compañero y pudo reducir a este sujeto y quitarle el arma de las manos. Hacer presente que, esta persona tiene varias causas en la fiscalía, si bien, está acreditado que él tiene sus facultades mentales perturbadas, es el índice de peligrosidad lo que nos preocupa, por lo cual, fue detenido”.

Respecto a cómo opera el sistema judicial en casos como este, el fiscal Gómez, agregó, “una persona que tiene problemas mentales, desde el punto de vista penal, no tiene responsabilidad, pero si el derecho penal interviene en el caso que esta persona sea peligrosa para sí mismo o terceros. Es decir, una persona que esta con sus facultades mentales perturbadas, sino tiene los tratamientos necesarios, debe ser internada. En eso si se puede llevar adelante un procedimiento, a fin de lograr medidas de internación en un centro psiquiátrico para controlar a estar personas”, puntualizó la autoridad del Ministerio Publico.